Viernes 11 de abril de 2014,
Bottup.com

Baza: de monumento en ruinas a Parador

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

 

Proponen la conversión del complejo Palacio de los Enríquez – Convento de San Jerónimo en Parador para restaurarlo y crear empleo

Cuando el Patrimonio histórico se está cayendo a pedazos y las Administraciones Públicas no tienen un euro para invertir en él (ni en muchas otras cosas) se hace imprescindible buscar fórmulas de cooperación público-privadas para poner en valor monumentos abandonados a su suerte y, a la vez, generar opciones de desarrollo en zonas necesitadas.

Se calcula que se crearían más de un centenar de puestos de trabajo directos e indirectos

Un ejemplo de esta posible cooperación y una oportunidad idónea es la planteada por el complejo Palacio de los Enríquez – Convento de San Jerónimo, en Baza (Granada). Unos monumentos de los siglos XVI-XVII, inmuebles de un gran valor histórico artístico pero con graves deterioros tras décadas de abandono, que pueden ser rehabilitados y puestos en valor convirtiéndolos en Parador Andaluz de Turismo, reservando algunas de sus dependencias para un uso público (institucional, cultural, etc.) y explotando con un uso hostelero el resto de las instalaciones.

Con esta opción se conseguiría financiación para salvar estos monumentos, crear más de un centenar de puestos de trabajo directos e indirectos, dotar a una las zonas más deprimidas de Andalucía y del resto de España de un equipamiento del que carece y, además, crear riqueza reactivando la actividad hostelera en la zona.


Titular, subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Soy Antonio, andaluz y andalucista de Baza (Granada), un idealista en un mundo poco ideal. Comprometido por mi gente y por mi tierra, prefiero estar presente implicándome en las cosas que nos van sucediendo en este viaje que es la vida.

1 comentario

  1. María Andalucía 15/09/2012 en 7:56

    Excelente propuesta que se topa con la ineptitud de los políticos. Qué pena de responsables públicos que no distinguen una buena oportunidad, quizás de las pocas que quedan, ara hacer algo positivo por una tierra muy necesitada.

Participa con tu comentario