Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Comienza la primera Marcha Mundial que reivindica la no violencia como forma de llegar a la paz

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

En más de 30 ciudades españolas y centenares más por todo el mundo se celebró el inicio de la marcha

El pasado 2 de octubre, en el aniversario de Gandhi, miles de personas en todo el mundo celebraron el inicio de la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia. En España se realizaron actos en treinta ciudades y numerosos barrios. Mientras, en Nueva Zelanda comenzaba la Marcha que recorrerá más de 100 países en los próximos tres meses.

 

Diversas actividades, proyecciones y expresiones artísticas y musicales a favor de la paz y la no violencia se han dado cita en colegios, calles, plazas, salas y centros culturales, con el interés de lanzar esta propuesta de movilización social, que exige el desmantelamiento de los arsenales nucleares, la retirada de tropas de los territorios ocupados y el rechazo de la violencia como forma aceptada de resolver los conflictos.

 

“Este anhelo que la mayoría de los seres humanos han llevado en su corazón desde muy antiguo, hoy cobra un nuevo sentido, pues podemos sintonizarnos como una sola voz en todo el planeta”

En Madrid se organizó un acto festivo que puso a bailar a toda una plaza. En Milán, miles de personas cantaron conmovidas el ‘Imagine’ de Lennon en la Piazza del Duomo. En Tel Aviv, Israel, se organizó una feria de la no violencia. En Santiago de Chile desfiló por las calles un auténtico carnaval multitudinario. En Guadalajara, México, miles de jóvenes hicieron una marcha reivindicando la multiculturalidad y la paz. En Hungría, las antorchas iluminaron imágenes de Gandhi y Martin Luther King, mientras que un gran símbolo de paz, también con antorchas, brillaba bajo la Torre Eiffel. Actos parecidos en Kenia, India, Guinea, Marruecos, Congo, Dinamarca, Islandia, Perú, Argentina, Bolivia, Costa de Marfil, Kenia, etc.

 

En Wellington, el portavoz mundial de la Marcha y de Mundo Sin Guerras, Rafael de la Rubia, pronunciaba un discurso donde describe las situaciones de violencia que recorren actualmente el planeta y hacía un llamamiento a los diferentes gobiernos para renunciar a las armas nucleares, dirigiéndose expresamente a EE UU, Rusia, China, Francia, Reino Unido, India, Pakistán, Corea e Israel.

Pau Segado, Portavoz de la Marcha Mundial en España, fue el encargado, en Madrid, de leer el Manifiesto de esta Marcha: Carta abierta de un ciudadano a los poderosos del mundo. “Estamos decididos”, dijo Segado, “a trabajar por la desaparición de las guerras y la eliminación de la violencia. Este anhelo que la mayoría de los seres humanos han llevado en su corazón desde muy antiguo, hoy cobra un nuevo sentido, pues podemos sintonizarnos como una sola voz en todo el planeta. Es necesario desmantelar las armas de destrucción masiva, así como reconvertir un sistema económico que produce pobreza, discriminación y muerte. Es necesario salvaguardar la vida para construir un mundo de iguales derechos y oportunidades para todos”.

 

En su discurso, Rafael de la Rubia agradeció a todos los que han hecho posible esta Marcha Mundial que “se fue gestando, de manera suave, sin recursos, sin apoyos de poderes, ni de empresas”. Partió de la organización humanista Mundo Sin Guerras y en poco tiempo se sumaron cientos de organizaciones. El portavoz recordó a los humanistas del mundo, a la red mundial de Alcaldes por la Paz, a Federico Mayor Zaragoza de la Fundación Cultura para la Paz, a la Red de Parlamentarios por el Desarme Nuclear, a la Red Abolition 2000, al grupo SUMMIT de Premios Nobel, a los miles de intelectuales, artistas, académicos, deportistas, que se han sumado a esta iniciativa junto con presidentes, alcaldes y líderes espirituales.

 

Pero es, de manera especial, el apoyo y la adhesión de las miles de personas de distintas culturas, creencias y edades que se mostraron el viernes en todo el mundo, lo que hace posible, por primera vez en la historia, “una gran marcha que recorrerá el mundo conmoviendo la conciencia y el corazón humano”. En una búsqueda de la convergencia de activistas, ONGs, movimientos sociales, del diálogo y la reconciliación entre religiones y culturas, reclamando que es posible resolver los conflictos sin violencia.

[important color=grey title=Vídeo]


Los milaneses entonaron un multitudinario ‘Imagine'[/important]

Foto (cc): Betsabé Donoso para Pressenza-IPA

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario