Domingo 11 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Con el látigo de la indiferencia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Estamos a punto de comenzar un nuevo período de gobierno y los ciudadanos anhelamos profundamente que en el Congreso de Diputados, el Senado y en los medios el debate sea más constructivo y de altura.

Opinión

Image
José Blanco

Como lector frecuente del Cuaderno de Pepe Blanco hoy he estado leyendo sobre su último post: ‘Con la mano tendida‘.


Con
la concreción de sabio que le caracteriza, hace aseveraciones sobre las
firmes intenciones del nuevo presidente del Congreso de los Diputados,
José Bono, y su claro compromiso con, copio textualmente, “el
diálogo, la búsqueda del entendimiento y los consensos y la corrección
en las formas porque, como muy bien dijo, los diputados representamos a
una sociedad con múltiples identidades, que es permisiva y que es
generosa. Una sociedad de la que, como afirmó, tenemos que tomar
ejemplo y a la que tenemos que imitar en lo que tiene de educada,
respetuosa y tolerante”, fin de la cita.

Al final de su
post, Pepe Blanco expresa su mejor deseo de que este compromiso no se
rompa con estrategias de crispación similares a las que nos tocó
presenciar durante la legislación pasada.

“Cuando hablan los necios, no es bueno
discutir con ellos”. Sorpréndeles, responde a su necedad “con el látigo
de la indiferencia”
Tenemos suficiente educación, sobrada escuela de respeto y
constante ejercicio de talante como (…) desechar a
aquellos que solamente ejercen la política para dividir, crispar y
perturbar


Estando totalmente de
acuerdo con lo dicho por Pepe Blanco me atrevo a afirmar que nuestros
diputados del PSOE, por muchas estrategias de crispación que se generen
por la oposición, deberían no caer en ninguna tentación y derrotar esas
estrategias con el mejor de los consejos de mi madre. Siempre me
dijo y repitió hasta la saciedad: “Cuando hablan los necios, no es bueno
discutir con ellos”. Sorpréndeles, responde a su necedad “con el látigo
de la indiferencia”.

Si pudiéramos poner pinganillos en los
oídos de todos nuestros diputados, cada vez que surjan las crispaciones
les diría constantemente: no caigas en la tentación, se indiferente,
ellos esperan que te enojes, sorpréndeles, permanece tranquilo y sereno
manifestando lo mejor de tu sonrisa y talante.

¿Por qué? Porque
tal como ha afirmado José Bono, los que somos representados en el
Congreso, tenemos suficiente educación, sobrada escuela de respeto y
constante ejercicio de talante como para darnos cuenta y desechar a
aquellos que solamente ejercen la política para dividir, crispar y
perturbar, en vez de aportar soluciones e ideas que hagan de nuestra
España cada día más una gran nación.

Es la mejor estrategia. “El Látigo de la Indiferencia”.

*Los artículos de Nodo Libre sólo representan el punto devista de su autor. Bottup es una comunidad de centenares de periodistas ciudadanos con su propio criterio, que la Redacción nunca puede coartar
Image
Cambio sección

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario