Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Córdoba se une al grito de una ‘¡Democracia Real Ya!’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Alrededor de 5.000 personas se manifestaron para reclamar una democracia real y protestar contra el actual sistema político y financiero

De la red a la calle: Los indignados por la situación actual toman las calles

Crónica en MadridCrónica en GranadaCrónica en Alicante

Ayer se celebró en 50 ciudades de España la manifestación convocada por la Plataforma ¡Democracia Real Ya!. Muchos ciudadanos quisieron ayer expresar su indignación con la situación actual y en Córdoba también los ciudadanos tomaron la calle. Alrededor de 5.000 personas completaron el recorrido propuesto de una manifestación que nació al calor del activismo en las redes sociales.

Al grito de “No hay tanto pan, para tanto chorizo” y otros muchos lemas, se desarrolló la manifestación, que arrancó en la Plaza Corredera de Córdoba y transcurrió por la calle Claudio Marcelo y la Avenida Gran Capitán, haciendo un alto en la céntrica Plaza de las Tendillas.

En la manifestación, que estaba compuesta por personas de todas las edades, no se exhibió ningún signo partidista o sindical, cómo habían pedido los convocantes. Tampoco se oyó ninguna referencia en los gritos de los participantes a ninguna persona concreta, aunque sí se oyeron alusiones a los partidos mayoritarios, PP y PSOE.

Abogan por una participación política ciudadana directa y por el fin del modelo económico que agudiza las desigualdades sociales y favorece solo a unos pocos

Los convocantes comentaron que pretenden unir a todas aquellas plataformas de la sociedad civil que tienen una visión común sobre lo que está sucediendo en la actualidad, como ‘Estado del Malestar’ o ‘Juventud Sin Futuro‘, entre otros.

Al inicio de la Manifestación, en la Plaza de la Corredera, se leyó un escrito de adhesión de José Luis Sampedro, puesto que le era imposible participar en la marcha.

Los lemas más coreados fueron, entre otros: “No hay pan, para tanto chorizo”, “No somos mercancía en manos de políticos y banqueros”, “No falta dinero, sobran ladrones”, “El pueblo no se calla, sabemos lo que falla”, “No nos mires, ¡únete!”, “Menos gastos militares, y más gastos sociales” o “Luego dirán que somos cuatro gatos”. Todos estos lemas, y otros que también se pudieron escuchar durante el trascurso de la manifestación, fueron propuestos y votados de manera asamblearia a través de la web de ¡Democracia Real Ya!

Los convocantes y manifestantes rechazan el actual sistema gubernal y económico, y el funcionamiento de la democracia en este país, al considerar que los ciudadanos no son escuchado y que las medidas que te toman no corresponden a las necesidades de la ciudadanía. Igualmente, abogan por la participación política ciudadana a través de cauces directos y el fin del modelo económico que, aseguran, enriquece a unos pocos y empobrece a la mayoría, ampliando, cada vez más, las desigualdades sociales.

La marcha transcurrió de manera totalmente pacífica sin registrar ningún tipo de incidente, y finalizó en el Bulevar Gran Capitán frente a la sede de Comisiones Obreras y la Federación de Emmpresarios de Córdoba.

Crónica en MadridCrónica en GranadaCrónica en Alicante

Las imágenes de la manifestación

[blockquote]Pincha para aumentar cada una de las imágenes:{webgallery} {/webgallery}[/blockquote]

[blockquote]Manifiesto de ¡Democracia Real Ya!

Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean.

Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie.

Esta situación nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor. Por ello sostenemos firmemente lo siguiente:

  • Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas.
  • Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.
  • El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad.
  • La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.
  • El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.
  • La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.
  • Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo.
  • Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos.
  • Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro.

[/blockquote]

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

1 comentario

  1. Anónimo 23/06/2011 en 15:02

    en una cultura basada en el dominio ser diferente es ser superior aupa BILDU sumar y unir gora euskalerria askatutad el primer deber de un pueblo no es acatar las leyes sino hacerlas viva andalucia independiente y libertaria andalucia patria o muerte

Participa con tu comentario