Martes 12 de diciembre de 2017,
Bottup.com

La razón de la amenaza norcoreana

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Corea del Norte prosigue su amenaza a Corea del Sur y Japón mediante el lanzamiento de misiles balísticos a pesar del cáncer de páncreas del líder Kim Jong II

Opinión

Image
Parodia de Kim Jong Il con misiles nuclerares

En algunas ocasiones he escrito sobre Corea del Norte, sobre su régimen iluminado y mesiánico mientras el pueblo pasa hambre, de su política belicista para obligarnos a admitir la primera monarquía comunista del mundo. También de cómo por chantaje y amenaza ha logrado convertirse en un país aceptable y ha dejado de pertenecer a ese concepto bushiano del “eje del mal” a pesar de que sus ciudadanos siguen teniéndolo casi imposible para huir de la falta de libertad y la hambruna.
 
Sin embargo, la verdad es otra. No sólo no detiene su desarrollo nuclear sino que de cuando en cuando, saltándose las barreras del sentido común y de la convivencia, nos amenazan a todos con sus bólidos con “presunta” carga nuclear.

En los últimos meses se ha especulado sobre la mala salud del líder Kim jong Il, primero un derrame cerebral y la última noticia es sobre un cáncer de páncreas apoyado por una imagen desmejorada

Parece que la posición de fuerza de Corea del norte busca un mantenimiento de la “monarquía comunista” iniciada por Kim Il Sung, padre del actual líder, y al que parece que sucederá el tercer hijo de este, Kim Jong-Um. De ahí que todas estas estrategias “All-in” son para dejar todo “atado y bien atado”.

Si no fuera porque de ese confín del oriente lejano es de donde partió la tecnología nuclear para Pakistán, y quién sabe a dónde más, se considerarían estas acciones como los devaneos y delirios de un sátrapa lejanísimo. Pero además existe la continua amenaza a Corea del Sur y a Japón. De ahí que Corea del Norte nos preocupa y mucho, porque ni la mano dura, según a quién y de qué forma, de George W. Bush ni la mano tendida de Barack Obama parece distender la sombra norcoreana.

Imagen(cc): azraiman

Image
Subtitulo, fotografía

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario