Jueves 27 de abril de 2017,
Bottup.com

Crítica de cine: “Noche en el museo”

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El museo es el lugar en el que la historia cobra vida


ImageEl protagonista de ‘Noche en el museo’ es Larry, un hombre que va dando tumbos de trabajo en trabajo y que no ha conseguido nada en la vida. Un auténtico perdedor que tiene que soportar ver como su ex mujer ha rehecho su vida junto a un prestigioso corredor de bolsa que trabaja en Wall Street y al que admira su hijo.

De esta manera comienza la típica historia de superación que le llevará a agarrarse a su última oportunidad, un empleo como vigilante nocturno del Museo de Historia Natural de Nueva York, para ganarse el respeto y la admiración de su hijo. Allí encontrará a tres peculiares “mentores” que antes de jubilarse le dejarán una lista con los consejos que deberá seguir para impedir que “nadie entre o salga del museo durante la noche”. Lo que parecía un tranquilo trabajo nocturno se convierte en una auténtica aventura en el que todo cobrará vida y que obligará a Larry a luchar contra animales, los hunos, los romanos e incluso un T-Rex.

Ben Stiller es el nuevo vigilante y allí se encontrará a Dick Van Dyke, Bill Cobbs y al incombustible Mickey Rooney que le introducirán en esta increíble historia de la que destacan unos efectos especiales sobresalientes y que le han valido una nominación a los Oscars (a mí, personalmente me ha encantado la animación del esqueleto del T-Rex, es genial)

Es una película familiar a la que no se le puede pedir más. Cuando decides ver esta película en la puerta del cine no puedes esperar ver una trama complicada, seria y cargada de significado. Es una película facilona que cumple con sobresaliente su cometido, el de entretener y divertir. En esta disciplina es donde Stiller despliega todo su potencial de muecas y gritos mientras corre por los interminables pasillos del museo viviendo todo tipo de sorprendentes aventuras.

Esta película, ideal para llevar a los niños una tarde al cine, se remata con la aparición del polifacético e hilarante Robin Williams que encarna al vigésimo sexto presidente de EEUU, Teddy Roosevelt, que proporcionará una gran ayuda a Larry cuando las cosas se pongan feas en esta producción en la que tampoco falta el amor (el protagonista queda prendado de la guía del museo) ni la exaltación del compañerismo, al más puro estilo de las superproducciones Disney (aunque no sea de Disney).

Technorati Tags: noche en el museo

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario