Sábado 19 de abril de 2014,
Bottup.com

Crítica: ‘Miedo y Asco en Las Vegas’

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El viaje alucinógeno de un periodista por la ciudad del pecado

En periodismo hay ocasiones en que las circunstancias que rodean una noticia, o incluso al propio periodista, superan el interés  del mismo hecho noticioso. Este libro-reportaje cuenta el delirante viaje de Hunter S. Tompson y su abogado a Las Vegas para cubrir la Mint 400, una famosa carrera de motos por el desierto.

Image
Portada del libro

Dos amigos, un descapotable y un maletín lleno de éter, cocaína, anfetaminas y demás ácidos alucinógenos bastan para convertir la historia, desde las primeras páginas, en un psicodélico viaje por la ciudad del pecado. Las salidas nocturnas puestos ‘hasta arriba’, les causan más de un problema con trabajadores de casinos, camareras y recepcionistas, en una ciudad que parece diseñada para la alucinación permanente “El éter es la droga perfecta para Las Vegas, en esta ciudad les encantan los borrachos, son carne fresca para los casinos”

Todo se complica
La historia, contada forzosamente en primera persona, degenera a medida que el abogado de Thompson va vaciando el maletín mágico. El periodista comprende que la situación se le escapa de las manos “fui retrocediendo lentamente hacia la puerta. Una de las cosas que aprendes con gente de la droga es que todo es serio. Puedes darle la espalda a un individuo pero nunca se la des a una droga”.

Thompson construye un relato trepidante y divertido. Esta figura del que -hace años- se llamó ‘Nuevo periodismo’, sabe que lo importante no era la Mint 400, sino mostrar, en primera persona, un trozo de la sociedad norteamericana de los 70, reflejado en su propia aventura.

La heroína y el alcohol acompañan a Thompson desde que pasó por diversas cárceles en su juventud. Este Bukowsi del periodismo ha publicado también Los Ángeles del Infierno. La gran caza del Tiburón y El diario del ron. Los alucinógenos y el alcohol acabaron con él. Se suicidó en 2005.

Terry Gilliam lleva Miedo y asco en las Vegas all cine en 1998 de la mano de Johny Deep y Benicio del Toro.

{mos_sb_discuss:2}


¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

4 Comentarios

  1. Anónimo 21/10/2008 en 7:09

    buah
    refleja muy bien en su totalidad la situacion de los 70 me encanto !!!! aqui teneis donde verla http://www.megavideo.com/?v=1WYVHOUE un saludo

  2. Anónimo 31/01/2007 en 6:23

    Bravo por la info…a mí la peli me gustó mucho, hacía tiempo que no me reía tanto….

  3. CNúñez 30/01/2007 en 9:13

    Gracias nazos!Resumí la cuestión del periodismo gonzo en la entradilla al hablar de el periodista y su implicación en las circunstancias que rodean la noticia, quizá debí profundizar un poco más, gracias por el comentario y vaya, es Depp;-) un saludo!

  4. Anónimo 30/01/2007 en 1:19

    Vaya! No sabía que Thompson se había suicidado, es decir, no sabía que había muerto. Bueno, en definitiva el libro está muy bien, pero me parece que el rescate que hace Gilliam en la película es fantástico. Por otra parte, a mi juicio la actuación de Depp es delirante (por cierto que sabemos que Depp es “deep”, pero se les pasó una “e” y les faltó la “p” ;-) A propósito de que este nuevo blog es periodístico, quiero acotar el hecho de que les faltó arriesgarse a decir algo respecto a la idea de Hunter referida a lo que se conoce como periodismo gonzo. Como se indica al final de la nota que enlazan de su muerte, esta idea periodística promovía una mirada subjetiva y descuadrada en tanto tal, pero quizá más efectiva en el sentido de trasmitir la verdad del momento. Me parece que esta idea puede ser muy interesante si se le da el tratamiento indicado: dado que acá en la blogósfera no es estrictamente necesaria la objetividad para dar a conocer situaciones o abordar temas. Y es que es territorio común creer que la subjetividad es cuestionable o que no tiene su propio peso. Pero esta es una construcción simbólica igualmente proferida por el periodismo tradicional. Esto lo digo a propósito de que es menester arriesgarse un poco más en el tratamiento de las notas, en función de no sólo transmitirlas en su parquedad y seguir emulando al periodismo impreso, sino también en tanto que ello podría evitar que se pierda ese tono, sabor, o aire de originalidad que la blogósfera permite de realizar en los blogs que se dedican al periodismo individual. Y es que no vaya a ser que el hecho de que este blog colectivo pierda eso por ser precisamente colectivo. Estaría bueno que lejos de verse como periodistas que trabajan en conjunto, se vieran como una especie de “squad” innovadore que ejerce un periodismo lleno de originalidad. Así pues, es mi deseo que este flamante blog pueda desmarcarse de los demás blogs periodísticos -y por supuesto, del periodismo impreso- logrando dotarle a sus notas de un perfil inusual, irónico, etcétera. Temo que esto hace mucha falta periodìsticamente hablando.

    Bueno, el comentario es sólo un pretexto para felicitarlos por esta iniciativa, con especial saludo a paullop, y pues… Enhorabuena!!!

Participa con tu comentario