Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El secreto de sus ojos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

CRíTICA/ El thriller de Juan José Campanella ganó la última estatuilla Oscar a la mejor película extranjera, con grandes intérpertes y una historia bien contada

Del director de la película ‘El hijo de la novia’ llega un nuevo filme, ‘El placer de sus ojos’. Juan José Campanella, este director de cine argentino, nació en Buenos Aires, el 19 de Junio de 1959. Desarrolló parte de su carrera en Estados Unidos, trabajando en series como ‘La ley y el orden’. Además de director, también ha sido el guionista de sus tres películas más conocidas ‘El hijo de la novia’, ‘Luna de Avellaneda’ y ‘El secreto de sus ojos’, la cinta que ha ganado un Oscar a mejor película extranjera.

Sinopsis
‘El secreto de sus ojos’ está narrada a manera de recuerdos. Un jubilado trabajador de la corte, Benjamín Espósito, decide ocupar su tiempo libre en la creación de una obra literaria, pero se da cuenta de que lo que había vivido podía ser un buen guión, es así como relata desde el pasado. Corría el año de 1974, él trabajaba como funcionario judicial y se le encomienda investigar el caso de una mujer que había sido violada y asesinada muy cruelmente. En dicho juzgado también trabajaba Marcelo e Irene, quien era su jefa.

Narrada en forma de recuerdos, el protagonista reabre un caso de hace 25 años

En la búsqueda de la verdad, llega a conversar con el novio de la víctima, Morales, quien le muestra un álbum de fotos. A él le extraña ver que en varias fotografías de la joven había un hombre que la miraba vehemente, entonces fija su atención en este personaje, ya que podría ser un presunto homicida. El nombre del sujeto estaba en el mismo álbum y decide hacer una exhaustiva investigación.

Un compañero de trabajo, por ahorrar tiempo en buscar al verdadero criminal, había encerrado a dos pobres obreros, a los cuales había obligado a fingirse culpables. Con ayuda de su asistente, Pablo Sandoval, van hasta la casa de la mamá de Ricardo Morales, entran a hurtadillas y logran encontrar unas cartas del supuesto agresor, pero como ven que la dueña del lugar venía, terminan escondiéndose. Esta feroz hazaña les costó una llamada de atención de Romano, quien era el superior de Benjamín. Pasado un año deciden reabrir el caso y es cuando Sandoval le da un indicio más para encontrar al asesino.

Varias de las cartas se relacionaban con el partido de fútbol. Entonces este simpático personaje le dice que nadie puede dejar su pasión. En todas las cartas se hablaba sobre el fútbol y los partidos de determinado equipo, es así como llegan hasta el estadio y en una búsqueda interminable dan con el posible agresor. Es interrogado y forzado por las agresiones verbales de Irene confiesa el crimen. Condenan a Ricardo Morales. Posteriormente Román, quien había tenido muchas rencillas con Espósito, le da la libertad a Morales con la condición de convertirse en sicario.

Pablo Sandoval es asesinado por gente contratada por Román, aunque en realidad querían terminar con la vida de Espósito. Pero éste se libra porque había salido de casa. Irene, que trabajaba con Espósito, le recomienda salir del país y cerrar el caso.

La trama está llena de simbolismo que permite comuncar muchos sentimientos. Ricando Darín como Benjamín Espósito es auténtico, natural

25 años después Espósito decide reabrir el caso y visita a Morales, éste trata de convencerlo de no remover el pasado. Es entonces cuando Espósito se da cuenta de que esa historia también le pertenecía, que él también había amado a una mujer, Irene, amor que aún era parte de su presente.

Al salir Espósito mira hacia un granero, se da cuenta de que Morales va a ese lugar, en ese momento, a través de una angosta ventana, ve a un anciano decrépito, era Gómez. Entonces Morales dice: “usted dijo que era cadena perpetua”.

Una película inolvidable
Espósito deja flores en la tumba de su amigo y trata de retomar el pasado. Decide después de 25 años revelar un amor que se había callado por temor. La trama está llena de simbolismo que permite comunicar muchos sentimientos. La actuación de Ricardo Darín como Benjamín Espósito es bastante auténtica, bastante natural. El simpático borrachín de Sandoval protagonizado por el famoso actor de comedia Guillermo Francella resulta bastante carismático y auténtico.

De este filme también se puede reconocer la personalidad de Espósito, que está relacionada directamente con el problema ocurrido, ya que después de 25 años decide reabrir el caso y también empezar un nuevo ciclo en un vacía vida, donde se da cuenta de que está llena de nada.

La fotografía de la película es bastante significativa, uno de los planos donde se pudo lucir el director de fotografía es la toma del estadio y la persecución a Morales. Una inolvidable película que nos hará reflexionar sobre las cosas que dejamos pasar, sin confesar. La musicalización también jugó un papel muy importante en el filme. La melodía ayuda a crear esa sensación deprimente y triste en las escenas de la muerte de la joven.

Una inolvidable película, que trata de confundir al espectador con respecto a quién sería el criminal, pero que al final muestra claramente el castigo merecido para alguien que comete estas bajezas. Filme recomendable, que no te arrepentirás de ver.

Ficha técnica
Dirección: Juan José Campanella
Producción: Haddock Films. Juan José Campanella
Música: Federico Jusid
Sonido: José Luis Díaz Ouzande
Fotografía: Felix Monti (ADF)
Montaje: Juan José Campanella
Vestuario: Cecilia Monti
Efectos especiales: Rodrigo Tomasso
Reparto:

Ricardo Darín
Guillermo Francella
Soledad Villamil
Pablo Rago


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

2 Comentarios

  1. Anónimo 25/03/2010 en 20:02

    No estoy de acuerdo con lo que dice el artículo en cuanto a que trata de confundirnos con respecto a quien sería el criminal.
    Tampoco con la sinopsis, porque enfoca el argumento considerando solamente lo referido al thriller y la película es mucho más que eso (por esa razón no está centrada en descubrir al culpable)
    Yo creo que es más bien la historia de una persona queriendo encontrarle sentido a su vida, por lo que se encuentra en la necesidad de mirar hacia atrás, y volver no sólo a ese caso, sino también al amor de su vida (bueno o malo es otra cuestión).
    Por eso también, una cosa es lo que dice el diálogo y otra lo que dicen las miradas, aunque en algún punto -obviamente- convergen.
    En suma: la crítica es buena, pero incompleta.

  2. Anónimo 25/03/2010 en 12:34

    entran a la casa de Isidoro Gomez y condenan a Isidoro Gomez. Ricardo Morales es el viudo. Fijate en los parrafos 5 y 6.

Participa con tu comentario