Martes 24 de enero de 2017,
Bottup.com

Critican el “efecto llamada” de la emisión en televisión de imágenes violentas grabadas con móvil

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El Observatorio de Contenidos Televisivos considera que estas imágenes “no tienen ningún valor informativo, sólo morboso”

Piden a las cadenas que no las emitan y que, “al menos”, no paguen por esos contenidos

Image
Un ejemplo de ‘violencia móvil’

(SM / RB) Un avez más, la ética de los responsables de los contenidos que emiten las cadenas de televisión se pone en entredicho. Esta vez ha sido el Observatorio de Contenidos Televisivos y Audiovisuales (OCTA), que
criticó hoy la “moda” que cree que se ha impuesto entre las cadenas de
difundir imágenes violentas grabadas con teléfonos móviles.

El OCTA, formado por distintas organizaciones de consumidores, padres y
espectadores, aseguró en un comunicado que esta atención por parte de
las cadenas puede “estimular a los agresores y generar un efecto
llamada”.

Esta entidad afirma que ha recibido un número
creciente de quejas de los espectadores por la difusión, en programas
informativos de diferentes cadenas, de imágenes que muestran actos
violentos o abusos entre jóvenes que son grabados con las cámaras de
los móviles.

“Las
agresiones grabadas no tienen ningún valor informativo ni
aportan datos al hecho; incrementan el morbo de los participantes y
espectadores, y menoscaban la dignidad de las personas agredidas,
en muchos casos perfectamente reconocibles”

Recuerda que en los últimos días han podido
verse en las pantallas escenas como la agresión colectiva a una menor
de 14 años por parte de sus compañeras o la humillación pública de un
joven en estado de ebriedad.

Para el OCTA, si esta práctica
de grabar agresiones con el móvil es ya preocupante en sí, “la atención
prestada por las cadenas y su interés por emitir las imágenes puede
generar incluso un efecto llamada, dado el incentivo que supone verlas
reproducidas
en televisión“.

A su juicio, la emisión de las
agresiones grabadas no tienen en realidad “ningún valor informativo ni
aporta datos al hecho; incrementan el morbo de los participantes y
espectadores, y menoscaba además la dignidad de las personas agredidas,
en muchos casos perfectamente reconocibles a pesar de que se difuminen
sus rasgos”.

Por eso, el observatorio solicita a las cadenas
de televisión que dejen de difundir estas imágenes, y, “por supuesto,
que no paguen ninguna cantidad económica por conseguirlas”.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

Participa con tu comentario