Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Cuando el interés de unos pocos prevalece sobre todo un país

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Es necesario una remodelación de la clase política, para que el interés general deje de estar por detrás del de partido

Poco o casi nada me queda por decir de la gran indecencia que prevelece en las instituciones públicas o del Estado, gracias a sus dirigentes, personas vinculadas a un partido político. No solo yo, en mi modestia más absoluta y en la ignorancia, también otros miles de personas, al parecer piensa lo mismo.

Está claro que los usos y costumbres de la clase política hay que regularla, está claro que es intolerable la ingerencia (de mangonear) en la Justicia sobretodo, amén de en otros muchos escenarios, está claro. Por tanto, mientras esto ocurra, no tenemos democracia.

Después de este preámbulo, o entremés, entro en el tema que me ocupa.

Tanto el Sr. Zapatero, como su partido, reconocen la mala gestión realizada por el ejecutivo, no obstante siguen y siguen, dejando que el país vaya a la deriva, pues al partido le interesa

El Sr. Presidente del Gobierno, una vez repudiado, no solo por los suyos a efectos de partido, sino por una inmensa mayoría de la ciudadanía, permanece en esta situación atípica y dañina de interino. La lectura, o una de ellas que se desprende de esta situación, es que tanto el Sr. Zapatero, como su partido, reconocen la mala gestión realizada por el ejecutivo, incluso la incapacidad de remontar la situación, no obstante siguen y siguen, dejando que el país vaya a la deriva, pues al partido le interesa, a ver si suena alguna flauta y pudiesen seguir en el Gobierno, o por lo menos conservar algunos de sus feudos.

Esto para mí, un ciudadano de a pie, constituye una aberración, y la considero más aberración aún, cuando el juego democrático lo permite, en mi estrechez mental no cabe la compresión de estas circunstancias o situaciones, que sean permitidos los intereses partidistas antes que los de la ciudadanía.

Vengo diciendo que hay que cambiar muchas cosas en este país, y ésta es una de ellas, ante esta situación no cabe más que unas elecciones anticipadas, devolver o crear nuevas ilusiones o esperanzas, simplemente por haber un cambio, a ver qué pasa.

Se debería regular de alguna manera. Tal y como está este tema, los partidos políticos tienen demasiado poder, hasta colocarlos por encima del criterio la ciudadanía, algo realmente intolerable.


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Funcionario del Estado Hobbys: Componer música, fotografía,escribir, navegar...., maestro de nada y aprendiz de mucho.

Participa con tu comentario