Sábado 24 de septiembre de 2016,
Bottup.com

¿Cuánto vale una vida? ¿Y 25?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El Reino de España ha vuelto ha ser condenado por el Tribunal de Estrasburgo, esta vez por violar la libertad de expresión de un ciudadano de la democracia, el Sr. Arnaldo Otegi Mondragón

En otro país democrático, personas que coquetean con bandas terroristas no ocuparían tantos titulares, y mucho menos que dejaran a su país, este caso, a España, en ridículo ante el mundo entero.

Nos acordaremos del caso de otro Sr. de la democracia, D. Iñaki de Juana Chaos, la Justicia española le condena a 3.000 años de prisión por haber cometido 25 asesinatos, cumpliendo al final solo 18 años, y como postre se le conceden los beneficios penitenciarios, a pesar de que no reunía ni uno solo de los requisitos (arrepentimiento, edad avanzada, enfermedad terminal o muy grave, tiempo cumplido de condena, etc.).

Las ideas se defienden exponiendo y convenciendo, jamás con la extorsión, secuestro y tiro en la nuca, por ello yo soy partidario de elevar más el precio de la vida de las personas

¿Puede haber en la vida algo tan incomprensible y fuera de toda lógica como este desfase entre condena y tiempo en la cárcel? ¿Una condena puede ser rebajada en un 99,4%? Solo cumplió un 0,6% de la misma, en la vida real, ¿quién puede hacer estos descuentos?, y menos cuando de vidas sesgadas se trata.

¿Qué vale una vida? Pues según esta condena con ocho meses y tres semanas, un asesino salda la cuenta con la persona que asesinó y su familia, vamos, que esto parece un todo a 100.

Bueno, y ¿qué tiene que ver el caso Iñaki con el de Otegi? Pues todo llega del mismo lado y me explico:

Si el Sr. Otegi estuviese aún donde debía estar, nos hubiesemos ahorrado esos 23.000 eurillos, que es lo de menos, y el tremendo ridículo, que es lo de más, sin hablar de la inyección de moral que se le ha dado al entorno de ETA.

A mi juicio son iguales, aquellos que apoyan, alientan, encubren, señalan, enaltecen, etc., como los autores materiales de los asesinatos.

Ese tope de años en la cárcel que establece la Ley abarata mucho el precio de la vida, se debería, a mi juicio, revisar este aspecto.

Las ideas se defienden exponiendo y convenciendo, jamás con la extorsión, secuestro y tiro en la nuca, por ello yo soy partidario de elevar más el precio de la vida de las personas.


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Funcionario del Estado Hobbys: Componer música, fotografía,escribir, navegar...., maestro de nada y aprendiz de mucho.

Participa con tu comentario