Jueves 17 de agosto de 2017,
Bottup.com

Cuba y el miedo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Una calle de la Habana (Foto: una cierta mirada)

Muchos no entienden lo que pasa en Cuba. No entienden cómo Fidel tiene al parecer apoyo del país. Este texto es la explicación en alguna medida

Opinión

(…) Si durante mucho tiempo ha existido la imposibilidad real de reunión de
más de tres personas en el Malecón pudiendo ser culpables de militancia
de algo, si en cada esquina hay un policía que pide identificación a
los gatos
(…) Si desde que comienzas la escolarización ya perteneces a alguna
organización del gobierno  y eres saturado hasta
la saciedad de los símbolos patrios, bandera, himno, palma, tocororo,
estrella, escudo (…)
Si cada cierto tiempo en la revolución cubana ponían en la tele ¿series de ficción? sobre espías introducidos, como dedo en el raja de la nalga, en Estados Unidos, donde este país “estrellado” lucía como simple monigote, si de vez en cuando se “quemaba” un espía cubano y era entrevistado en la televisión contando su heroicidad, si toda la prensa escrita y radiada es filtrada para que no salga a la luz pública aquello que no conviene decir o por el contrario sí conviene amplificar, si es prohibido leer libros de autores (cubanos o extranjeros) que no tengan el beneplácito del Gobierno cubano so pena de ser multado o encarcelado por violar leyes, si existe el engendro de los CDR (Comité de Defensa de la Revolución) donde cada vecino vigila al otro vecino y denuncia a cambio de unos frijoles de más así jugando con las miserias humanas, si durante mucho tiempo ha existido la imposibilidad real de reunión de más de tres personas en el Malecón pudiendo ser culpables de militancia de algo, si en cada esquina hay un policía que pide identificación a los gatos.

…Si en la tele te dicen que el policía es tu amigo, si cualquier noticia de peso se suelta primero en la calle para que sea pasto del rumor y luego actuar en consecuencia, si sabes que en tu lugar de trabajo hay una oficina de la seguridad cubana (espías en el Centro de Biotecnología) dónde están pendientes de los correos de los trabajadores y las conversaciones de pasillo, si desde que comienzas la escolarización ya perteneces a alguna organización del gobierno -no importa el nombre- y eres saturado hasta la saciedad de los símbolos patrios, bandera, himno, palma, tocororo, estrella, escudo, y más símbolos nuevos según convenga, Elian, Los 5 (no los Jackson Five), si son capaces de matar a alguien por supuesta traición (caso Ochoa) y publicarlo, radiarlo, televisarlo, como solo ellos saben y pueden hasta que siempre duermes y amaneces con la información drogada.

…Si, como digo, desde la escuela más básica hasta la Universidad y luego el Trabajo te acompaña un expediente que va creciendo de méritos por tu buen comportamiento así como tú también creces, excepto que un día milites por tu cuenta o digas algo demás por tu cuenta (nuevo caso Eliecer, estudiante de informática), o asumas alguna decisión propia tuya por tu cuenta, y te pongan una mancha oscurísima en el expediente, es cuando a partir de entonces eres una oveja negra, o más bien un gusano negro apátrida, servil, y toda una sarta de ofensas y limitaciones para trabajar que imposibilitan hacer tu vida en condiciones normales, si todo esto, no es sembrar la sociedad del miedo, entonces es que yo debo ser de otro planeta.

{mos_sb_discuss:2}

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 09/12/2008 en 9:27

    Muy bueno, estoy de acuerdo en casi todo, creo que la mayor parte de los españoles, -incluso los que conocen Cuba-, no son conscientes de esta cruda realidad que se describe en este artículo.

    La única esperanza que han dejado a la juventud cubana es la emigración.

    Mientras duró el dinero que llegaba de Rusia todos se creían que la revolución era la solución, pero en cuantito se acabó la paternidad soviética llegó la desolación. Cuando ves que en Cuba ni hay facilidad para comprar una simple aspirina, es cuando te das cuenta de la miseria a la que conducen estos sistemas políticos que lo único que producen bien son esclavos del propio sistema.

Participa con tu comentario