Jueves 27 de marzo de 2014,
Bottup.com

Cultura de paz y comunicación desde las aulas de secundaria de la ciudad de Medellín, Colombia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

El proyecto pretende abordar la resolución de conflictos a través de la comunicación, abordando la violencia en la que se enmarcan las vivencias de los menores

Colombia. En Medellín se ha llevado a cabo un proyecto de comunicación como medio de implementar una cultura de paz. A continuación se expone cómo se ha desarrollado y cómo se pretende llevar a la práctica su análisis.

Esta sería una aproximación exploratoria de la intención del proyecto de investigación a un futuro y como se llevaría a cabo metodológicamente en su análisis de intervención.

Como consecuencia:

  • Nuevos escenarios de violencia han incursionado en los institutos educativos, no sólo de adentro hacia afuera, sino de afuera hacia adentro.

“No me preocupa las acciones de los hombres malos, me preocupa la indiferencia de los hombres buenos”.

Los menores de 18 años sufren más las consecuencias del conflicto armado. Solo en Medellín se contabilizan por esta causa más de 50.000 jóvenes muertos

Gabriel García Márquez

Las cifras hablan por sí solas

Colombia

  • En Colombia hay 16.722.708 menores de 18 años. Representa más del 41% de la población total del país.

“Es la franja que padece con más rigor la inoperancia del Estado, la crisis de la sociedad y la familia, el impacto del conflicto armado, el desplazamiento forzado y la violencia”, según informe de la defensoría del pueblo de 26 de febrero de 2010.

  • En Medellín se cuentan más de 50.000 jóvenes muertos

El Estado no asume una política clara de juventud, según las Series el Colombiano 2007.

  • Un estudio realizado entre 2.000 estudiantes reveló que la queja más frecuente entre los jóvenes es la falta de libertad de expresión.

Investigador en política criminal, Alberto Mauricio Gómez

  • En el primer semestre del año 2010, 2.336 personas son victimas del DFI (desplazamiento forzado intraurbano).

Siendo 1.355 estudiantes de los sectores populares.

Con este escenario de violencia surgen en las esquinas y calles los combos, los parches que no tardan en convertirse en bandas y pandillas (Prensa CODHES, 12 de mayo 2010).

Debido a la influencia del conflicto armado colombiano, muchos jóvenes acaban perteneciendo a bandas y pandillas

Marco teórico

Conceptos y referencias:

• Violencia y paz

• Desplazados

• Resolución de conflictos

• Comunicación y Educación

UNESCO: Propuesta ‘Una cultura de paz’

Galtung: Violencia y Resolución de Conflictos

Freire: El diálogo

Martín Barbero: Comunicación y Educación

Kaplún: Comunicación Participativa

Rossemberg: Comunicación no violenta

Ramiro Beltrán: Comunicación Alternativa

Objetivos

Objetivo general:

• Explorar la situación de las aulas de secundaria de la ciudad de Medellín en relación con la violencia.

El proyecto trabaja con alumnos, profesores y padres de familia. Pretende identificar el concepto de paz y las diferentes estrategias de resolución de conflictos

Objetivos específicos:

• Conocer el concepto de violencia del que parten los alumnos, profesores y padres de familia.

• Identificar el concepto de paz dentro de la comunidad educativa.

• Identificar las diferentes estrategias de resolución de conflictos de los diferentes actores.

• Analizar el lenguaje que utilizan los estudiantes en situaciones conflictivas dentro de los centros educativos.

Fundamentación metodológica

La metodología utiliza es cualitativa, bajo los siguientes parámetros:

Me interesan:

– Los sujetos

– Sus experiencias

Quiero construir:

– Conocimiento y significados.

Transformar a través del diálogo-metodología de la investigación.

Ámbito: Institutos educativos de los barrios populares.

Sujetos: Estudiantes, padres de familia y docentes.

Foco principal: Jóvenes estudiantes entre 12 y 16 años.

Instrumentos de recolección:

– Entrevista en profundidad

– Entrevista semiestructurada

Más que compromiso lo que les veo es miedo, mucho miedo, más cuando estas últimas generaciones de padres nos ha tocado tan duro, sobrevivir a toda clase de violencia inimaginable

¿Qué quiero indagar?

Reflexiones para acercarme a la realidad.

Frases de los entrevistados

“Edison, finalizando la jornada escolar a las 6:30 de la tarde me dijo angustiado mientras miraba por la ventana: “Profesor, me van a matar”.”

Docente

“El lenguaje verbaliza lo impotentes que se sienten los estudiantes para sobrevivir en un ambiente hostil para ellos, es una manera de somatizar sus limitaciones”.

Docente

“Son callados e impulsivos cuando los agredes, conocedores de sus derechos como el que más”.

Docente

“La paz es un valor que nos proporciona tranquilidad y armonía para convivir con el otro”.

Un estudiante

“Más que compromiso lo que les veo es miedo, mucho miedo, más cuando estas últimas generaciones de padres nos ha tocado tan duro, sobrevivir a toda clase de violencia inimaginable”.

Padre de familia

Relato de la investigación

Conclusiones

• La escuela ha sido tomada por procesos violentos de diferentes matices que reflejan lo que la violencia misma significa en estos contextos:

“Hacer justicia por su propia mano, aniquilar al diferente, usar la fuerza como instrumento privilegiado para resolver conflictos”.

• Hay una familiarización de conceptos y formas de ver la violencia entre los estudiantes, los padres de familia y los docente.

Como algo que “arremete”, “altera” y “afecta” desde lo verbal, desde el ejercicio del poder y la familia.

• Necesidad de crear un proyecto de comunicación educativo capaz de generar escenarios de cultura de paz en las aulas de secundaria.

Esto ayudaría a fortalecer y a cambiar los escenarios para la resolución de conflictos, ya que los que existen son de miedo, decepción y desconfianza.

• Otra forma de violencia que aparece en las aulas es la pandilla, las bandas que surgen de los parches y que se convierten en la fortaleza del pandillero.

En estos espacios de violencia el joven encuentra un medio de subsistencia pero también para satisfacer sus necesidades de afecto, lealtad, pertenencia y reconocimiento social producto de la marginación.

• Los jóvenes son actores invisibles de todo este proceso de violencia y de marginación.

Todas estas situaciones que viven y enfrentan los jóvenes es el motivo principal que los ha llevado a construir su propia jerga ‘el parlache’ haciendo alusión a eventos de violencia.

• Los profesores, los estudiantes y el padre de familia tienen en común el inconformismo, el miedo y la decepción.

Hay ‘incipientes’ métodos en la resolución de los conflictos en las aulas de secundaria.

• Los jóvenes que llegan a las aulas no quieren ser reconocidos como ‘desplazados’.

Reflexiones

• Es interesante hablar de la comunicación, pero no como el conjunto de nuevos aparatos y de sofisticadas máquinas, sino como una manera de agenciar lo educativo y lo cultural a través de contenidos que generen espacios de socialización y convivencia.

• La escuela es un escenario de la vida social, por ello es necesario reconocer que los procesos educativos tienen un profundo carácter comunicativo.

• Es posible llevar a cabo una cultura de paz desde la pedagogía de la comunicación y del diálogo que posibilite generar cambios en la realidad de los jóvenes de secundaria y su entorno.

• Es posible generar espacios en los que la comunicación permita el reconocimiento de sí mismo y del otro y que es a través de ella, desde donde podrán desplegarse estrategias, iniciativas y pautas creativas con respecto a la convivencia ciudadana.

Posibles líneas futuras

“Entre las jóvenes es importante relacionarse con el ‘duro’, esto les da reconocimiento y cierto impacto de poder. Menosprecian los objetos y útiles de clase, no gustan de la escritura y mucho menos de la lectura a no ser que sea amarillista”.

Docente

Sería interesante hacer una reflexión sobre el papel de las jóvenes, su actitud y como vienen interactuando ellas en este espiral de violencia que llega a las aulas de secundaria.

¡Hay razones para creer en la oportunidad!


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario