Martes 28 de marzo de 2017,
Bottup.com

De la informatización de la justicia o cómo lograr la imparcialidad

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Reportaje

Jueces chinos de la provincia de Shandong utilizan un “software judicial” que les ayuda a dictar sentencias

El juez no tiene más que teclear los detalles del caso y, en un minuto, el ordenador sugiere una sentencia

En la provincia de Shandong (China), los jueces utilizan un sistema informático capaz de analizar casos y dictar sentencias. El software ha sido desarrollado por dos compañías locales y consiste en una base de datos sobre leyes, precedentes de sentencias e interpretaciones judiciales basada en más de 7.000 casos juzgados entre 2001 y 2005. Este nuevo sistema ha sido creado para evitar la corrupción de los jueces y ya ha sido utilizado en la resolución de más de 1500 casos.

 

El nuevo programa permite a los jueces obtener instantáneamente sugerencias sobre la sentencia gracias a una base de datos
Cuando un juez decide utilizar este software, no tiene más que teclear los detalles del caso y, en un minuto, el ordenador le hará una sugerencia sobre la sentencia.


Se abre el debate

“Cada sentencia tiene sus peculiaridades y requiere del juicio humano. Si se usan sistemas informáticos para aprobar sentencias, los jueces se podrían convertir en meros artesanos que se limitan a utilizar herramientas”, apuntó Wei Zhengshen, abogado de la firma pequinesa
Zhongtong.

“Consideramos que el sistema es un avance aunque también sabemos que es muy difícil aprobar sentencias sólo sobre la base de programas digitales”, dijo Wang Hongmei, juez de un tribunal local de Shandong.

Así se abre el debate sobre lo ético de este nuevo sistema. Por una parte, la informatización de la justicia contribuiría a la consecución de la máxima judicial, la imparcialidad. El ser humano posee, de manera innata, una visión subjetiva de lo que le rodea, pero ¿qué hay más imparcial que un ordenador? Quizá la informática lograría dar aún mayor validez a la imagen de la mujer con los ojos vendados, máxima representación de la justicia. Por otro lado, ¿es realmente ético dejar en las máquinas decisiones tales como arrebatar la libertad de una persona durante la mayor parte de su vida o, incluso, de condenarla a muerte en los países cuya ley lo permite? Otro argumento de los contrarios a este sistema afirma que los jueces no prestarán atención a los juicios prolongados, ¿por qué realizar tal esfuerzo si, en última instancia, será el ordenador quien decida? Además, como todo sistema informático, puede errar en su funcionamiento o incluso ser hackeado. Si alguna de estas situaciones se cumpliera, el acusado estaría recibiendo una sentencia completamente injusta.

Todos coinciden en que el nuevo sistema sólo debe servir como referencia a los jueces

Desde luego, existen puntos en común entre los dos frentes, no tan distanciados como a primera vista puede parecer. Los usuarios de este programa lo consideran una gran ayuda y subrayan que sólo lo utilizan como referencia. El nuevo sistema supone un avance y un plus de imparcialidad, pero todos coinciden en que sus sugerencias solamente deben actuar como ayuda para el juez, quien debe tomar las decisiones pertinentes y aplicar una justa sentencia.


Dado este grado de acuerdo y, pese a la discordia existente, el programa no ha sido por el momento desautorizado por ningún organismo competente y, tras su fase de prueba, es muy probable que su uso se extienda a otras partes del país.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario