Jueves 08 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Debate a cinco en TV3 de Cataluña

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Frente al bipartidismo madrileño que centró en Rajoy o Rubalcaba el arco político o posibilidades de alcanzar la Moncloa, en Cataluña parece que reina más diversidad y por tanto más Democracia

Barcelona. Dicho así no es más que otra bobada de las muchas que se pueden leer u oír en esta campaña. En Barcelona, en principio, toda la prensa y TV pertenece al Movimiento, el pujolismo: no existe oposición mediática. Se puede asegurar que las noticias denunciando la gran corrupción que nos corroe vienen de Madrid… o del Internet controlado y bombardeado por cientos de webs subvencionadas o pagadas por entes públicos.

Rajoy y Rubalcaba flotaron en la etérea demagogia conscientes por experiencia propia que al final el próximo gobierno ejecutará lo que dicten Merkel y Sarkozy

Si Rajoy y Rubalcaba flotaron en la etérea demagogia conscientes por experiencia propia que al final el próximo gobierno ejecutará lo que dicten Merkel y Sarkozy, en Cataluña, o en este debate, parece que ese pequeño dato no exista. Los cinco candidatos, o cabezas de lista, además de los tópicos del más o menos catalán y castellano (lo único que la sociedad catalana a nivel de calle tiene resuelto, pues cada uno hablamos como nos pasa por la entrepierna y nos entendemos a la perfección) en todo lo demás se lanzaron a arreglar el mundo, o sea: los recortes, la educación, la sanidad, las pensiones, los subsidios sociales, el paro, la financiación de pequeñas y medianas empresas, el concierto económico, las balanzas fiscales, el pacto fiscal, otro Estatut, la palabra crisis repetida hasta el infinito como si de un huracán del más allá se tratara… y de paso con total desvergüenza unos achacan a otros la burbuja inmobiliaria y demás males, sin mencionar caixas y corrupción.

Tema tabú en todos los debates: la gran corrupción que ha dilapidado el país a través de las cajas de ahorros, casi el 60% del sistema financiero, indispensable dato que no se oye suficiente en ningún debate electoral. Debería ser tema prioritario. Y si añadimos las cajas y caixas (en la práctica avaladas en su totalidad por el Estado) a la deuda pública central (la soberana) con las deudas autonómicas y municipales, la cifra que en conjunto supera en mucho (solo la ‘soberana’ 700.000 millones de euros) el billón de euros que dicen aumentará el fondo de rescate en la Eurozona, al intentar los europeos detener ese pozo sin fondo, y a la vez cobrar, deja en papel mojado todas las músicas celestiales de nuestros políticos. Y si no obedecen, al estilo Grecia e Italia, se cambian por ‘tecnócratas’. Un debate de taberna de barrio, y con la misma posible incidencia y resultados, ¡ninguno!

Gane quien gane, Rubalcaba o Rajoy, harán lo que mande la Eurozona, o lo que permita los pocos euros que les concedan, y esos payasotes de la política catalana, podrida hasta el tuétano, máximo funcionarán como polichinelas al dictado de donde no tendrán ni voz ni voto, y que encima en Berlín ignoran o quieren ignorar.

Tema tabú en todos los debates: la gran corrupción que ha dilapidado el país a través de las cajas de ahorros, casi el 60% del sistema financiero

¡Con nacionalismos a los alemanes! Primero, les cae mal cualquier separatismo (y más a los franceses reclamándoles el Rosellón) después a los charlatanes catalanes no se les oye ni una sola vez lo de pagar su parte alícuota del gran desfalco español (ni menos admiten culpa alguna), y si el objetivo (además de cobrar) es salvar el euro, ni ‘jartos de cerveza’ entrarán si crean y unen una o dos naciones nuevas en ese desastroso Mediterráneo, ni siquiera en nuevas federaciones de naciones. Más bien andan comentando quitarse de encima a los corruptos maleantes del sur.

“Somos del club de los que no son buenos”, ha dicho Artur Mas, con cara de seráfica víctima. “Los catalanistas de Pujol son buenos” que por desgracia se hallan rodeados de ‘malos’. ¿Se referirá a su “oasis catalán”? ¡Pero que cretinos son!

Digan lo que digan Durán, Chacón y Fernández, y mucho menos el mesiánico Pujol, el futuro se halla entre Berlín y París… o la calle… porque en Cataluña o España ya algunos millones han traspasado el umbral de la pobreza entrando en la miseria, e incrementar ese número… es una bomba con la hora prefijada…


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. a 30/12/2011 en 10:07

    Que culpa tienen los catalanes dela gran “corrupción) si acaso seran los politicos catalanes, nO?

    Deberias mejorar tu argumentación

Participa con tu comentario