Martes 29 de abril de 2014,
Bottup.com

Debate de investidura en el Parlament de Catalunya

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Hacia la debacle, caiga quien caiga

Barcelona. El espectáculo de ayer no hubiera existido si Artur Mas estuviera detenido hasta que explicara con detalle lo de las cuentas suizas, y Oriol Pujol la conexión de su partido CDC con el Caso Millet. O generalizando, se judicializaran las estructuras de un Estado paralelo cobrando la mordida a toda concesión administrativa competencia de la Generalitat, Caso Pretoria, aplicándoseles lo que en EE.UU. llaman la Ley Rico (Racketeer influence and Corrupt Organizations Act), conocida como Ley Antimafia.

El espectáculo de ayer no hubiera existido si Artur Mas estuviera detenido hasta que explicara con detalle lo de las cuentas suizas, y Oriol Pujol la conexión de su partido CDC con el Caso Millet

“32 años de corrupción”, apoyados por otro tanto en Madrid, han conducido a que cuando la porquería rebosa hasta la total quiebra del país España, o país Cataluña, ¡cómo apetezca!, y se pretende aplicar la democracia y ley, que jamás se han aplicado, los corruptos barceloneses intenten independizarse de Madrid porque de lo contrario podrían acabar en prisión. Como predica Oriol Junqueras de ERC, el nuevo ideólogo del catalanismo republicano e independentista, la oportunidad es extraordinaria.

Me parecen tan patéticas las imágenes de Rodrigo Rato entrando en el juzgado para declarar por imputado en el Caso Bankia, insultado por los estafados inversores en ‘preferentes’ o acciones, como la de Rajoy amenazando a Artur Mas con el Constitucional. El Constitucional a Mas y Junqueras les provoca la risa.

Para un ex bancario, impacta lo del Banco Nacional de Catalunya, cuando aún no se ha aclarado, ni se aclarará a este paso, la quiebra de CatalunyaCaixa. Que Narcís Serra, o Artur Mas y Oriol Pujol, no declaren en ningún juzgado, forma parte de la gran comedia catalana hacia la Independencia. Narcís Serra y Jordi Pujol conforman la negra conciencia, el archivo, y la gran corrupción de los últimos 32 años, y son intocables para derecha o izquierda, madrileña o catalana.

Pero olvidando la cumbre o el Olimpo catalán de ‘La gran corrupción‘, y descendiendo a la calle, para mí la noticia del día por razones personales se centra en la de cabecera de El Triangle:

Una denúncia esquitxa el president de l’Audiència de Girona
Una particular manté davant el Grup de Delictes Econòmics de la Guàrdia Civil de Girona que el jutge Fernando Lacaba i el subhaster Jordi Cuxart serien suposats socis
Jordi Cuxart, un conegut subhaster de Palafrugell, president fins fa uns mesos de la fàbrica de motocicletes Ossa, mantenia suposades relacions econòmiques amb el president de l’Audiència de Girona, Fernando Lacaba, segons consta en una denúncia presentada per una particular davant el Grup de Delictes Econòmics de la Guàrdia Civil de la Comandància de Girona datada el 11 de novembre de 2011.”

[Una denuncia salpica al presidente de la Audiencia de Girona
Una partícular mantiene ante el Grupo de Delitos Económicos de la Guardia Civil de Girona que el juez Fernando Lacaba y el subastero Jordi Cuxart serían supuestos socios
Jordi Cuxart, un conocido subastero de Palafrugell, presidente hasta hace unos meses de la fábrica de motocicletas Ossa, mantenía supuestas relaciones económicas con el presidente de la Audiencia de Girona, Fernando Lacaba, según consta en una denuncia presentada por una particular ante el Grupo de Delitos Económicos de la Guardia Civil de la Comandancia de Girona fechada el 11 de noviembre de 2011]

32 años de corrupción, apoyados por otro tanto en Madrid, han conducido a que cuando la porquería rebosa hasta la total quiebra del país España, o país Cataluña, ¡cómo apetezca!

Que la denuncia salpique al presidente de la Audiencia de Gerona, me responde a la pregunta, observando (por vecindad) ante el Hospital Clínico al guardaespaldas del jubilado juez Adolfo Fernández Oubiña, de para qué le guardan las espaldas… cuando ya el deterioro físico le protege.

Me he ido por los cerros de Úbeda, unos cerros (la judicatura) que forman parte de la gran cordillera, indispensable en la geografía de ‘La gran corrupción‘.

A los catalanes ayer se nos prometió más recortes, más impuestos, la independencia, y entre las estructuras de Estado, tales como el Banco Nacional o la Hacienda propia, más competencias a los mossos, la policía autonómica, que por supuesto anulará a la Guardia Civil y la Policía Nacional. Indispensable para los corruptos: primero el dinero, y luego la policía para que detenga al tal Del Barco por xenófobo ¿?, pero ni se le ocurra a los hijos de Pujol por evasores y enriquecimiento ilícito, o agredir a la amante. República bananera.

Me consuelo con que lo tienen peor que yo quienes pretendan cobrar las ‘preferentes’ de CatalunyaCaixa, o las decenas de miles en curso de despido o quiebra.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario