Domingo 11 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Déficit al 8% en lugar del 6%…

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Justificación de impuestos… y ahora la Reforma Laboral

Barcelona. Alguien miente, ¡o todos! La guerra de porcentajes se repite en Madrid tras ocurrir en todas las CC.AA. gobernadas por el PSOE. Rubalcaba contesta que es mentira. Y los españoles estamos tan acostumbrados a las ‘mentiras’ que escuchamos sin rechistar ante el televisor que las cifras nacionales, la contabilidad nacional, o no se lleva, se trata de dos clavos en la pared, uno para facturas pagadas y otro para pendientes, más la papelera para las dudosas, o es un galimatías que permite poner y quitar resultados según convenga. Y si retuercen la imposible aritmética, ¿qué no harán con las abstracciones o simples sentimientos?

La guerra de porcentajes se repite en Madrid tras ocurrir en todas las CC.AA. gobernadas por el PSOE. Rubalcaba contesta que es mentira

Yo, viejo contable, creo que la contabilidad, auxiliada por los mejores ordenadores del mundo, se lleva… que los cientos de miles de burócratas y operadores introducen los datos, que donde se tergiversan, manipulados por sobresalientes expertos de la mini y macroeconomía, es en las cúpulas políticas. Unas veces para pegarse medallas, otras para acojonarnos, y las más para camuflar la verdad: que es que de continuar arrastrando un macro Estado, y sus 17 disparatadas copias, en super déficit continuo, creando deuda y pretendiendo obtener ilimitado crédito y liquidez por parte de la Eurozona, cualquiera sin luces y doctorados, puede vislumbrar el abismo próximo, o en el que ya estamos metidos.

Diez años de euro. La inflación que no pasaba del 3, está en el 5. Los precios en general se han duplicado, ergo mienten manipulando el IPC y el PIB. No me imagino que las sumas del Banco de España, las del Ministerio de Hacienda, o los varios departamentos de Estadística se retoquen al gusto del Gobernador o ministro de turno, pero ante la evidencia no cabe duda que es así.

A menudo pienso que toda la suma de mentiras se dedique a rebajar sueldos hasta dominar una masa laboral que con un cuenco de arroz y un camastro se contente, pero desecho el pensamiento por vulgar y propio de esos exaltados de más allá de la oficial izquierda que se empeñan una y otra vez en tomar la Plaza de Cataluña o la Puerta del Sol.

Y si del 6 al 8 se dispara una catarata de impuestos, directos a las nóminas y pensiones (perdiendo capacidad adquisitiva durante los pasados diez años) cuando descubramos que los parados, por inútiles cursos y trampas contables, suman 5.500.000 en lugar de los 4,4, 4,8 o 5 millones según el organismo que los contabiliza, no me imagino qué política los podrá reducir. Y más que el déficit presupuestario, esa realidad social y contable, no solo provoca la mayor parte del agujero en las cuentas públicas (aunque dentro del milagro español coman a diario) sino que de aumentar por las quiebras empresariales y los despidos masivos en el Estado o el quebrado sistema financiero, es imposible la más mínima recuperación.

Diez años de euro. La inflación que no pasaba del 3, está en el 5. Los precios en general se han duplicado, ergo mienten manipulando el IPC y el PIB

La reforma laboral, el próximo embuste… y la única verdad, insisto, es que se ha de podar el Estado, y dedicar los en este momento abundantes euros que el BCE inyecta a las cajas y bancos españoles… no para ‘financiar’ déficit y quebradas entidades de crédito, sino relanzar la economía productiva, crédito a las Pymes y autónomos, y empresas que generen beneficios.

¡Este año promete…! aquellas abstracciones de mis corruptos jueces: ‘falsedad ideológica’ o ‘verdad verdadera’, un juego de niños con lo que oiremos…

 


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario