Sábado 03 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Déficit y corrupción ocupan todas las portadas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Nuestros políticos lo mismo niegan o callan las corrupciones que les conciernen, que piden más margen de déficit

Barcelona. No es necesario citar medios y portadas, déficit y corrupciones las ocupan todas. Quitarles el sacrosanto derecho de gastar a lo loco y endeudarse, es como negarle a un niño una chuche porque no le conviene. Todos quieren más déficit. De racionalizar la política (suprimiendo instituciones y entes duplicados e inútiles) y la administración pública, de meter mano al millón de enchufados en menos de diez años, ni hablar, sería atentar contra el supuesto Estado del Bienestar. Parapetados tras colegios y hospitales. Un simple e inútil concejal vale dos médicos o cuatro maestros, ¡y siendo condescendiente!, sin contar dobles cargos y dietas.

Todos acojonados menos quienes han robado suficiente para aguantar esta crisis, ellos y sus siguientes generaciones

A poco que se sigan las noticias del día desde hace unos años, que se podrían acotar con el comienzo de la mayor crisis de la Historia de España desde la guerra del 36, la correlación entre déficit y corrupción es absoluta. Un paralelismo que no se encuentra en esos tan traídos y llevados cálculos y porcentajes en que los especialistas en macro y microeconomía, partiendo de abstracciones preestablecidas, o a tenor de lo que interesa al ‘partido’ según se desarrolla el gran guión televisivo, se sacan de la manga o de complejas ecuaciones. Cada ciudadano, sumando lo leído o visto por la tele estos últimos años, concluirá que ni americanos con sus hipotecas ninja, ni menos crisis europeas, porque en definitiva Europa aguanta los déficit y corrupciones españolas, son los causantes de un momento histórico que como mínimo nos tiene a todos con el corazón y demás vísceras encogidas. Ni los más violentos se atreven a exagerar atacando bancos, supongo que temen que el edificio se les caiga encima.

Todos acojonados menos quienes han robado suficiente para aguantar esta crisis, ellos y sus siguientes generaciones. Porque aquí no existen ¡o poco! los chorizos pequeños, la pequeña mordida funcionarial, la tan común en los juzgados de Barcelona en el franquismo cuando al escrito se adjuntaban 1.000 o 5.000 pesetas, ahora y en España lo más insignificante son esos generalizados estudios o facturas falsas por 30, 40 o 100.000 euros.

Recibo el siguiente escrito de Antonio Marín Segovia, que si no contempla todas las ‘medidas urgentes’ que necesita España, sí es un recordatorio a propósito de las noticias y corrupciones del día:

“Medidas urgentes para regenerar la vida institucional en España

Nos arrancan nuestra humanidad provocando el miedo en la población. Nos quieren mantener apartados del conocimiento con el fin de que no seamos capaces de encontrar el camino. De esta forma, gradualmente, precarizan nuestras vidas y nos alienan con las migajas que suelta el sistema. Nos tapan los ojos con basura mientras desvalijan al Estado.

1. Modificar el tratado de Maastricht para que el BCE financie a los estados al 1%.
2. Reforma de la tributación de las SICAV que ahora está al 1%.
3. Contratación por parte del Estado de más inspectores e interventores para luchar contra el fraude físcal que es de 70.000 millones (por lo visto).
4. La aplicación de la Tasa Tobin o Impuesto sobre las transacciones financieras (ITF) y la socialización de los beneficios.
5. Reforma y unificación de los sueldos de los cargos electos y los tiempos de cotización para unificarlo con el criterio por el que se contratan y pensionan en España a todos los trabajadores (nosotros 25 años y ellos 7 años para la pensión).
6. Separación efectiva de los tres poderes (esto es un cachondeo). Si la soberanía reside en el pueblo entonces necesitamos mecanismos para ejercerla. Democracia 4.0, así nos ahorraremos puestos políticos, senadores y diputados.
7. Gravámenes y máximos en los sueldos, dietas y jubilaciones millonarias. Para vivir, no hace falta tanto dinero.
8. Presencia pública en sectores estratégicos, energía, telecomunicaciones y banca pública que abra el grifo a proyectos reales y tangibles. No al crédito financiero.
9. Supresión de las diputaciones y fusión de los ayuntamientos.
10. Recortes en el gasto militar (adquisición de armamento).
11. Todos los deportistas de elite que jueguen en España deberán pagar aquí sus impuestos y sin ventajas comparativas con la tributación de un trabajador.
12. Prohibir expresamente las relaciones comerciales o de capitales con los lugares denominados ‘paraísos fiscales’.
13. Incompatibilidad real de cargos y sueldos públicos.
14. El IBI debería ser progresivo, 50% primera vivienda y aumentando el porcentaje para 2ª vivienda, más para 3ª y así sucesivamente.

Si presumiblemente ninguna de estas y tantas otras que se gritan en Internet o en la calle se aplicarán… recordarlas y esparcirlas ayuda a destensar las vísceras y comprender lo que las atenaza.


Titular, subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario