Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Del 20-N de Franco al 20-N de 2011

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

El último sarcasmo de Zapatero

Ayer, por el escrito ‘La Plaza de Cataluña vacía… y vallada un ‘indignado’ me achacó “falta de respeto” (añadiendo un insulto) hacia los que el 15-M tomaron la Plaza de Cataluña. Alegaba su presencia activa en los ambulatorios, hospitales, deshaucios, y adelantando que de nuevo se personarían en la ya emblemática Plaza de Cataluña, que insistí vacía cuando el Movimiento 15-M en Madrid intentaba tomar la Puerta del Sol.

El próximo 20-N se presenta igual: “Todo atado y bien atado”. Del partido único, el Movimiento, a la partitocracia

No entraré en si ese movimiento sea el ‘mesías político y democrático’ que tanto necesita el país, o una más de tantas algaradas aprovechadas por unos u otros. También he recibido mails que no le gustarían nada a mi primer comunicante ‘indignado’ sobre conversaciones y hasta pactos con el Ayuntamiento y la Generalitat.

Si el esfuerzo de los políticos franquistas tras la muerte de Franco, el 20-11-1975, con la llamada Transición se centró en “cambiar” para que todo siguiera igual, un maquillaje con sueldos, cargos, abundantes subvenciones y !pensiones! a los líderes de la supuesta oposición y “luchadores antifranquistas”, el próximo 20-N se presenta bajo la misma premisa y continuando con el “atado y bien atado”. Del partido único, el Movimiento, a la cerrada partitocracia.

Ni obligadas primarias en los partidos, ni listas abiertas, y para cerrar el acceso a nuevas formaciones se promete un “cambio” o reforma más restrictivo en la Ley Electoral. ¡Parecido a la alemana dice Rubalcaba!, pero que aplicado a España consolidará el actual bipartidismo sin posibilidad de “cambios” o aperturas. La democracia sin división de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, la cuadratura del círculo, la Dictadura Fascista. Los políticos actuales no están dispuestos a ni en teoría a abrir el Régimen, y menos hacerse el harakiri como dijeron entonces hacían al disolver las Cortes Franquistas iniciándose un proceso constituyente. Ahora, algún cínico profesional de la política señala el próximo 20-N como el inicio de una verdadera Transición: !más engaño!

Veo tan clara la lucha política por el poder sin más que no votaré, pero sin renunciar a hacerlo algún día en una verdadera democracia

La primera premisa de la casta política ante las próximas elecciones consiste en su propia continuidad, y la única promesa real, posible y obligada por Bruselas y Berlín son los recortes, desmontar el llamado ‘Estado del bienestar’ que en España, debido a las inmensas diferencias de rentas y sueldos,  jamás se consolidó para una gran mayoría, que lejos de disminuir aumenta y aumentará.

Los que vivimos muy intensamente aquella Transición, y no en el campo político, sino en el empresarial y práctico, acabando arrasados por unos u otros de la casta política, cualquier sospecha se vislumbra posible, como segura la voluntad de todo político por eternizarse en una poltrona.

La triste quiebra del Estado y Sistema Financiero se ha debido única y exclusivamente a la avaricia y depredación de los político-financieros de los dos o tres partidos que se reparten el poder, puesto que todas las causas internacionales se paliarían y hasta se superarían de no hallarse inmersa España en la ‘Gran Corrupción’, y su hijuela la Burbuja Inmobiliaria, debería conducirnos, repito e insistiré, a una barrida total de la clase política actual, lo que sin duda ocurriría en unas elecciones generales de una democracia normal y abierta.

Quizá sea mi escepticismo fruto de amargas experiencias, pero por desgracia veo tan clara la lucha política por el poder sin más objetivo que detentarlo, sin más futuro que el paro, quiebras y recortes, que al igual que en tantas elecciones desde el 2007, reflejo mi parecer en internet: No votaré, pero sin renunciar a la ilusión de hacerlo un día en una democracia abierta y plural donde la separación de poderes sea un dogma sin componendas, y quienes nos has conducido al actual estado de ruina y desilusión paguen sus delitos ante una Justicia rápida, independiente y democrática, o sea, efectiva.

Titular, destacados.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario