Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Denigrante participación médica puertorriqueña en Haití

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Las fotos de médicos posando con armas, miembros amputados, bebiendo… y siempre con una sonrisa, han desatado la repudia de sus compatriotas

Hoy, como puertoriqueño que participo en esta excelente web de Bottup, deseo expresarme con todo mi corazón, sintiendo vergüenza ajena al despertarme esta mañana con una de las peores noticias que en solo segundos había viajado alrededor del mundo a través de la Internet.

El grupo ‘Salvemos a Haití’ de médicos puertoriqueños, grupo impulsado por el Presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera Schatz, denigraron a la clase médica no tan solo de ésta hermosa isla, sino también a todo aquel galeno que día a día va a sus

Las fotografías se hicieron públicas a través del grupo de Facebook ‘Salvemos Haití’, impulsado por el Presidente del Senado de Puerto Rico

consultas respetando a los pacientes.

Este grupo que aparece en estas fotos son personas que faltaron a su juramento de Hipócrates y fueron hipócritas al jurar. Y fueron a nuestra hermana isla devastada por ese terremoto, de aventura o vacaciones, a tomarse fotos con armas en sus manos y mofandose de las víctimas que yacían en la calle muertas, de esos peques que sufrieron amputaciones de sus extremidades, de aquellos ancianos que morían de hambre en los hospitales… No saben como han herido a nuestra patria.

Dijo Albert Einstein:

“El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad”.

Si el Puerto Rico permite que personas como éstas continuen ejerciendo la medicina descaradamente, faltando a la dignidad humana, al dolor, a la pérdida, haciendo de una desgracia como ésta un morbo como si fuera alguna película de comedia, seremos cómplices de su verdadera maldad.

Ciertamente el mundo ha conocido hoy quizás a nuestra patria, no por sus hermosas playas, por sus hermosos campos, por sus hermosas mujeres o grandes artistas, lo ha

Fueron a nuestra hermana isla (…) a tomarse fotos con armas en sus manos, mofándose de víctimas que yacían en la calle muertas, de esos peques que sufrieron amputaciones…

conocido por la denigrante escena de un equipo de médicos que mancharon la imagen de la medicina y de aquellos que honran la misma.

“Quien no castiga el mal, ordena que se haga” (Leonardo da Vinci).

Que se lleve todo el peso de la Ley, que no vuelvan a ejercer y les sean retiradas sus licencias de por vida. Y si esto no sucede, realmente sería una verguenza que en Puerto Rico hayan personas como ellos ejerciendo la medicina. Porque con que confianza una persona acudirá a una consulta si se encuentra con que no habrá respeto alguno, ni mucho menos sensibilidad o privacidad, para luego estar haciendo bromas o burlas morbosas de sus pacientes.

“Nadie sabe lo que hace mientras actúa correctamente, pero de lo que está mal uno siempre es consciente” (Johann Wolfgang Goethe).

Estos médicos todos estaban concientes de lo que hacían, posaron descaradamente ante ataúdes, peques con amputaciones de sus estremidades, ancianas moribundas, con armas como si se tratara de un videojuego. Son la vergüenza que hoy arropa al mundo con tan bochornosa noticia.

Sin duda alguna, hoy como puertoriqueño justo, que busco encaminar mis entrevistas y reportajes por la verdad y lo que realmente sucede a nuestro alrededor, hoy, con la vegüenza a cuestas por tan morboso y aberrante acto, pido en nombre de todos los puertorriqueños que repudiamos esta triste noticia, que ha viajado alrededor del mundo, perdón y disculpas. Porque es una lástima que habiendo tantas cosas hermosas como personas y entes en nuestra sociedad, hoy el mundo se haya despertado conociendo a un grupo ‘médico’ de una hermosa isla, pero ellos se olvidaron de ello y laceraron la

Que no vuelvan a ejercer y les sean retiradas sus licencias de por vida

imagen de la patria.

Una disculpa y que aprendamos que la sensibilidad no se entrega en un diploma, es una don y una virtud que todos tenemos que aprender a desarrollar, para que luego no observemos tales males.

Finalizo mis expresiones con un pensamiento de Amos Bronson Alcott, filósofo y profesor estadounidense:

“La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia”.

Un abrazo a todos mis colegas de Bottup, y siempre me centraré en comentar lo bueno y lo no tan bueno de mi patria con verdad e integridad.

Peter Pantoja Santiago
Juncos, Puerto Rico

Este es  uno de los enlaces donde aparacen las fotos en la prensa local:
http://www.wapa.tv/noticias/primeraplana/morbosas-fotos-de-ayuda-a-haiti/20100129080843


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 01/02/2010 en 21:57

    Sin oalabras, 😥 gracias porque representas a tu patria con dignidad, lastima por esoe medicos que solo lograron denigrar sus uniformes. Un abrazo y un placer leerte, desde que lei tu escrito del talento en la calle entre otros me enganche a tus escritos.

Participa con tu comentario