Sábado 24 de junio de 2017,
Bottup.com

Dependientes gobernados por miserables en Canarias

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (2 votos, media: 10,00 de 10)

 

Dependencia

Los recortes están haciendo casi inviable la aplicación de la Ley de Dependencia

Los dependientes, mejor muertos. Es lo que debe pensar Paulino Rivero, presidente del Gobierno de Canarias, e Inés Rojas, consejera de Bienestar Social (¿bienestar?).

El nuevo proceso de evaluación no ha concluído después de 16 meses según funcionarios de la Consejería de Bienestar Social

Ayer me dirigí a las dependencias que la Consejería de Bienestar Social tiene en la calle Tomás Morales en Las Palmas de Gran Canaria. Haré un poco de historia. Mi padre es un enfermo de alzheimer desde hace nueve años. Tiene reconocido el nivel 2 de dependencia desde junio de 2009. Desde el año 2009 y hasta febrero de 2012 estuvo en el Centro de Alzheimer Juan Alvarado de Santa Lucía de Tirajana. En esa fecha y mediante un decreto de la alcaldía se le da de baja de ese centro al considerar que las condiciones del paciente habían empeorado. Y a partir de ahí el limbo, el infierno, el caos, la nada.

En el mes de marzo de 2012 se le comunica al Gobierno de Canarias que mi padre ya no va a acudir al centro de día. Se le solicita al Gobierno un nuevo tipo de ayuda y una revisión de grado dado que según el centro de día, el médico y la familia la situación había empeorado y si la situación del enfermo empeora necesitaremos más atención, más ayuda. Pues no.

En noviembre de 2012 nada había cambiado. Exijo hablar con algún responsable. Me pasan con algún ‘responsable’, que promete una visita inmediata al domicilio familiar. Se produce esa visita en diciembre de 2012. Se ve al enfermo, se pregunta a la familia y todo parece indicar que la situación está peor, algo por otra parte lógico en enfermos de alzheimer, cuya situación es un continuo deterioro. Desde diciembre de 2012 hasta julio de 2013, sin noticias.

Y aquí me tienen el 8 de julio de 2013 de nuevo en la Consejería de Bienestar Social. Allí ves entrar y sobre todo salir a personas con cabeza gacha al finalizar sus trámites. Más pareciera aquello un parapeto de funcionarios para contener a la marea de dependientes indefensos. Me atiende una funcionaria que ve que en su ordenador nada se mueve. Va al interior a preguntar y regresa para decir que aún no ha terminado el proceso de evaluación para cambiar el grado, ¡después de 16 meses! Cuando requiero más información me dice que ella es solo ‘informadora’. Te desesperas.

Si la Consejería de Bienestar Social no sirve para atender a los desesperados de Canarias, ¿por qué no se van?

Ya solo me queda el derecho al pataleo. Presento instancia para solicitar ver a un responsable y allí queda. ¿Tardarán un año en llamarme? Presento otra instancia solicitando que se resuelva ya la valoración. Y allí queda.

Señor Paulino Rivero, señora Inés Rojas, Canarias es la comunidad que peor atiende a sus dependientes desde hace mucho tiempo (incluso antes de la crisis). Si ustedes no saben dónde están las prioridades en Canarias, ¿por qué no se van? Si la Consejería de Bienestar Social no sirve para atender a los desesperados de Canarias, ¿por qué no se van? Si 20 años de gobierno de Coalición Canaria no han servido para que Canarias sea una tierra donde sus habitantes puedan vivir dignamente, ¿qué diablos hacen en sus puestos? Muy probablemente y como dije al principio, son ustedes de la opinión de que el tiempo todo lo cura y que muy probablemente el problema de la dependencia un día u otro acabará. Y que los dependientes nunca más serán un problema. Unos años de miseria y la muerte, que les aliviará el sufrimiento. Y entonces sí que descansarán en paz, tal y como ustedes lo habían proyectado.

Imagen: Rafa 3R

Editado por la Redacción: subtítulo, destacados e imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario