Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Desde la burbuja inmobiliaria al europánico y la alarma social

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Merkel centra la causa de todos los males en la burbuja inmobiliaria española

Barcelona. Cuenta un empresario de alquiler de grúas que había más en España que en toda Europa. Se debe pues repetir una y mil veces,  yo, y cualquier ajeno al proceso, añadiría que si los pisos ya no se vendían, ¡y subían de precio el 10% anual! acentuándose a partir de 2003 hasta 2007, y las cajas de ahorros continuaban concediendo créditos ilimitados a las inmobiliarias, solo tiene una explicación: un reducido grupo entre político y mafioso, a través de su poder en las cajas y dominio de las inmobiliarias ¡y tasadoras! las expoliaban conscientemente con repartos antes de completar el ciclo normal en toda producción de bienes, o sea, producción y venta. Simplemente el “coge la maleta… y al paraíso fiscal”.

El dinero masivamente inyectado por el BCE sigue pasando por las mismas manos que dilapidaron el sistema, destinándose en su totalidad a mantener macroinmobiliarias en quiebra

Cuando ahora la alarma social se centra en las participaciones preferentes, falsificación de balances para emisión de acciones, o incluso macro sueldos y dietas, cláusulas e indemnizaciones, solo se contempla la parte final, el epílogo, de la mayor de las estafas españolas desde aquella mítica y ridícula Matesa franquista, tan mayor, que en la Historia de España habrá un antes y un después del expolio total a las cajas de ahorros administradas por la clase o casta político-financiera.

Y digo la parte final, el epílogo, porque la hoy ya en los juzgados por engaño y estafa a sus ahorradores para colocar ‘productos financieros’, forma parte de otro anterior y masivo proceso delictivo: la burbuja inmobiliaria – financiera, donde desde ‘administración desleal y fraudulenta’, ‘alterar el precio de las cosas’, ‘falsedad documental’, delitos societarios, fiscales, o ‘dinero negro’, estafa y asociación para delinquir, se contempla todo el código penal.

Y para rematar el enredo, el dinero masivamente inyectado por el BCE sigue pasando por las mismas manos que dilapidaron el sistema, e insisto destinándose en su totalidad a mantener macroinmobiliarias en quiebra, y como es natural a pagar a los acreedores europeos.

Porque en eso se transformaron las ‘cajas de ahorros benéfico sociales’, en unas macroinmobiliarias que si al final del proceso se deberán apuntalar o liquidar con dinero público, no cumplieron ninguna de las leyes para la contratación pública, ni siquiera cuando concedían créditos a empresas públicas o parapúblicas, municipales o consorcios. Un desmadre total y eficazmente controlado por los beneficiarios.

Insisto, es vital para el país conocer tanto el completo desarrollo y reparto de una hipoteca (que fueron miles) por 180.000 o 200.000 euros a viviendas VPO franquistas tasadas con un máximo de 30.000 euros (en cuyas ventas había nóminas y documentaciones falsas), como los créditos de miles de millones de euros a inmobiliarias ful con balances falsificados.


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario