Lunes 14 de abril de 2014,
Bottup.com

Desocupado, ¿qué puedes hacer por ti?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (2 votos, media: 10,00 de 10)

 

desocupado-que-puedes-hacer-por-ti

Desde 2007, sobre los ciudadanos españoles en edad de trabajar (unos 31 millones) pende una amenazante y temida espada de Damocles: el paro y todo lo que el desempleo implica. Ahora bien, según la EPA del primer trimestre de 2013, de los casi 6 millones de parados que había en España, esta amenaza real ya había descabalgado del mundo laboral a cientos de miles de mayores de más de 45 años: en 2007, eran 372.797 desocupados; en 2013, representaban ya 1.675.072. Subida alarmante y amenazadora.

Los mayores de 45 años desempleados en 2007 eran 372.797; en 2013, representaban ya 1.675.072. Subida alarmante y amenazadora

Ante la falta de funcionalidad del SOC (Servicio de Ocupación Catalán, el INEM de Cataluña) y de las empresas privadas de colocación para que los desocupados de más de 45 años puedan retomar el tren del empleo, han surgido iniciativas varias entre estos desocupados catalanes. Quiero citar sólo dos. Por un lado, un grupo de ‘seniors’ de Cataluña, de diferentes categorías y sectores profesionales que rondan los 50 años, decidieron tomar las riendas de su futuro laboral y crearon, con este propósito, la asociación Objetivo 50. Pero, por otro lado, ante este drama social, familiar y personal que es el desempleo, son cada vez más numerosos los desocupados de más 45 años que ven en el empleo por cuenta propia la única alternativa para salir del paro: entre 2011 y 2012 se produjo un alza del 3,6% en el número de emprendedores de estas edades; y, ante la persistencia de la crisis y los cambios que está provocando, parece que el autoempleo irá cada vez a más. Para Ariel Andrés Almada, en un libro reciente (2013, ‘Antiparo’), dentro de “unos años, más de la mitad de la población mundial (un 60%) serán autoempleados”.

Muchos de estos nuevos emprendedores (desocupados de más de 45 años, dejados de la mano de Dios, de las decisiones del Gobierno de turno y de los empleadores) parece que han comprendido y están dispuestos a seguir la receta-consejo que Risto Mejide ha dado en su último libro (2013, ‘No busques trabajo’) para retomar el tren del empleo: “Deja de buscar trabajo y empieza a crearlo”. Además, parece que han sido también sensibles al consejo que John F. Kennedy dio a los ciudadanos americanos, para que fueran más activos, creativos y productivos. En el discurso que pronunció al asumir la presidencia de EE.UU., el 20 de enero de 1961, les dijo: “No te preguntes qué puede hacer tu país por ti; pregúntate qué puedes hacer tú por tu país”.

Hace unos meses, conocí fortuitamente a uno de estos desempleados de más de 45 años (o mejor dicho, ex desempleado), Jaume Gaixas. Este ex desempleado ha aplicado la receta de Risto Mejide. Y, en vez de esperar a que los demás le faciliten el retorno a la vida laboral, se ha dedicado a sacarse, él mismo, las castañas del fuego, reinventándose y creando su propia PYME, que asegura el trabajo tanto a él como, por el momento, a cinco trabajadores más. Así, Jaume Gaixas se ha transformado de desempleado en empleado y en empleador.

El ejemplo de Jaume Gaixa, ex desempleado y actualmente empleado y empleador de cinco trabajadores en su Crome System, cunde y el número de autónomos mayores crece

Ante su situación de desempleo personal, ante las nuevas y creativas formas de comunicación propiciadas por las redes sociales y ante las grandes oportunidades que éstas pueden ofrecer a las PYMES, Jaume Gaixas se lanzó al ruedo de la emprendeduría y creó Cromek System. Como homenaje a esos náufragos del mundo laboral, que se han transformado o piensan transformarse en anónimos y esforzados creadores de autoempleo y empleo, quiero presentar y dar a conocer —como un ejemplo paradigmático de reacción contra el desempleo— la iniciativa individual de Jaume Gaixas. Si éste lo ha conseguido, ¿por qué no otros desempleados?

Con Cromek System, Jaume Gaixas proporciona a las PYMES dedicadas al comercio de proximidad (farmacias, restaurantes, centros de estética, etc.) una formación específica para ayudarlas a rentabilizar las potencialidades ofrecidas por las redes sociales. Hoy, en la era digital y de la comunicación, las PYMES no pueden ni deben quedar al margen de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC). Más bien, deben subirse al carro de las mismas y utilizarlas para hacerse visibles, para promocionarse, para incrementar las ventas y, sobre todo, fidelizar a la clientela. Hoy, el que o lo que no esté en las redes sociales no existe y su presente y su futuro están en peligro. Esto es imparable y va cada vez a más; basta con observar la evolución del uso de las TIC en la última década. O los emprendedores se preparan para utilizar, con cabeza, las redes sociales o quedarán descolgados y al margen de la permanente revolución de las TIC.

Ahora bien, para rentabilizarlas, los pequeños o medianos emprendedores no pueden lanzarse al mar de las redes sociales a tontas y a locas, sin tener conciencia de los aspectos positivos y, también, de los peligros que su uso implica. Un mal uso de las mismas puede tener efectos colaterales negativos y letales para las PYMES. Por eso, cuando se empieza a actuar en las redes sociales, no se deben olvidar dos cosas: por un lado, cuando se ponen en circulación hechos, opiniones o mensajes, éstos quedan grabados para siempre; será imposible eliminarlos y podrían perjudicar, con el tiempo, a nuestra PYME. Además, las contradicciones o la incoherencia entre nuestras ‘verba’ o entre nuestras ‘facta’ o entre nuestras ‘verba’ y nuestras ‘facta’ minarían la transparencia y la confianza, que son básicas en toda relación contractual. Por otro lado, como correlato, cualquier persona podrá enterarse de lo que hayamos puesto en circulación en las redes en el pasado. Por eso, conviene, desde un principio, cuidar nuestra ‘reputación (‘imagen’) virtual o digital’, del mismo modo que, en nuestra vida social, antes de salir de casa, nos vestimos con decoro y nos expresamos con corrección, haciendo siempre gala de la cortesía lingüística y social necesarias. Nuestro pasado virtual no debe avergonzarnos ni debe poner en entredicho el presente y el futuro de nuestra PYME.

En el momento presente y en el futuro, el mejor antídoto ‘antiparo’ parece que será, cada vez más, el autoempleo

De ahí la pertinencia y la funcionalidad de la formación que Cromek System pretende dar a las pequeñas y medianas empresas. Consciente de las nuevas e imparables formas de comunicación gracias a las redes sociales; conocedor de las grandes oportunidades y servicios que éstas pueden ofrecer a las PYMES para darse a conocer, para hacerse visibles, para promocionar sus servicios o sus productos o simplemente para informar a sus clientes o estar más cerca de ellos; y sabedor también de los peligros que implican las redes sociales si no se utilizan ‘comme il faut’ [correctamente], J. Gaixas, con Cromk System, ofrece una formación teórico-práctica en comunicación virtual, adaptada a las necesidades de las PYMES. Con esta formación, trata de trasladar a las PYMES las sinergias de las nuevas formas de comunicar, para hacerlas mas eficaces y productivas. Además, esta formación no implica coste alguno para las PYMES; está financiada por la Fundación Tripartida y el Fondo Social Europeo.

Los emprendedores maduros o los neófitos, así como los futuros emprendedores, deberían visitar la web de Cromek System por dos motivos: por un lado, para aprovechar la formación que ofrece y así evitar la comisión de errores; y por el otro, en el caso de futuros emprendedores, para tener un ejemplo práctico y paradigmático de emprendeduría. A ciertas edades, como propone Risto Mejide, “hay que dejar de buscar trabajo y empezar a crearlo”. En el momento presente y en el futuro, el mejor antídoto ‘antiparo’ parece que será, cada vez más, el autoempleo.

Manuel I. Cabezas González
www.honrad.blogspot.com
28 de enero de 2014

Editado por la Redacción: subtítulo, destacados e imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario