Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Esperando la sentencia del Caso Hacienda de Barcelona: Diagonal Mar, Can Ricart, Caso Pretoria

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Si la Barcelona del Alcalde franquista Porcioles pasará a la historia por cutre, la del dúo Jordi Pujol-Narcís Serra (la llamada de la Democracia) salvando las Olimpiadas, pasará por la del mayor fraude especulativo-inmobiliario de su historia

Barcelona. La realidad se descubre con la crisis provocada por la ‘Gran Burbuja’, que estalla en 2008, aunque de antes avisaban infinidad de voces, apagadas por la avaricia y nulos escrúpulos de político-financiero-inmobiliarios. Y no pararon hasta vaciar las caixas y agotar el crédito exterior.

Reproduzco en el blog La gran corrupción un escrito del periodista Félix Martínez, otro que me envía la plataforma ‘okupa’ Can Ricart, o la noticia de la ‘desokupación’ en Diagonal Web en plena burbuja (donde aparecen Narcís, el alcalde Hereu y Josep Montilla), que uniéndolos a lo oído en el juicio del caso Hacienda de Barcelona, y a mi anterior ‘John Rosillo, la primera piedra de Diagonal Mar‘, conforman una parte del puzzle que debe completarse con más estafas que surgirán.

Rescribir la historia con la prensa y tele a su servicio, una de tantas habilidades de convergentes y socialistas barceloneses

La empresa municipal 22@ o el Caso Pretoria, los hombres de Pujol al alimón con los de Narcís Serra, prometen tantas noticias como desgracias de gente hipotecada y sin piso, o expropiada y robada. Y, además, inútilmente en apariencia, porque sueños de parques tecnológicos y miles de pisos no tienen comprador, y que las caixas abocadas a la ruina han debido tragarse acabados o no. Insisto, el verdadero negocio, el expolio a las caixas.

Ver las promociones de Espais (socio de Caixa Cataluña, imputado en caso Pretoria, y citado en el escrito Can Ricart por sus convenios con el Ayuntamiento) paradas estos tres últimos años, y que encima cambia los letreros prometiendo la entrega inmediata, y a su lado el edificio Telefónica (consejero Narcís Serra) donde ya ha desaparecido la publicidad como una promoción del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, también ‘asociado’ con Caixa Cataluña. ¿Necesitaba Telefónica semejantes y arruinados socios?

Si se escribe que John Rosillo era una mala compañía para los Pujol, vista su vida y muerte yo diría que los Pujol fueron fatales para un alocado joven aventurero que compró todo lo que le marcaban, y que ‘recalificaban’ Generalitat y Ayuntamiento. Porque ésta es otra, el inicial Plan de la Rivera de Narcís Serra se modifica tantas veces como operaciones sobre terrenos se dan en el tiempo. Rescribir la historia con la prensa y tele a su servicio, una de tantas habilidades de convergentes y socialistas barceloneses.

Recuerdo a Narcís Serra despotricar contra los inmobiliarios del último franquismo, los del desarrollismo. Pagamos caro nuestros errores, o los que se inventaron los charlatanes del progresismo como él, para acabar haciendo lo mismo pero elevado a la enésima potencia.

Algunas perlas de los escritos añadidos en el blog La gran corrupción:

“Los familiares más directos de Pujol se han enriquecido durante sus 23 años de mandato“.

“El juez dijo ‘desalojo’, Montilla dijo ‘rápido'”.

“¿Expropiación errónea o pelotazo privado?”

“Juan 92 años y Teresa 83 años. Tenían casa + terreno de 108 m2. Ahora tienen hipoteca hasta los 117 años. Ttibunal Supremo: hágase justicia”.

Continuará…


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario