Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Directores o jefes

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / Durante estos días en Catalunya se habla de los últimos acontecimientos relacionados con las nuevas ‘competencias’ que los directores van a desempeñar en los centros educativos

Entre las muchas nuevas funciones de los directores de centros educativos van a estar:

1.- El derecho a elegir plantilla de cara al curso siguiente. Desde diferentes puntos de vista puede ser positivo: ayudan a que los equipos docentes sean más estables, facilitan que la coordinación entre gente ya conocida resulte más cómoda, mejoran los proyectos a largo plazo…  Pero, ¿puede darse el caso de que facilite el amiguismo y el “ese profesor que me cae bien lo traigo al centro y aquel que está en contra de lo que digo que se vaya a otro sitio”? Los centros educativos mejoran con las críticas constructivas de los docentes, sus aportaciones son las que consiguen que la escuela avance y no el escuchar lo bien que lo hace cada uno en los diferentes aspectos que forman la vida escolar diaria… Podríamos estar hablando mucho de este tema, porque dan algunos más por comentar.

El director podrá elegir la plantilla para el curso siguiente, expedientar a un compañero y decidir los cargos del centro y sus complementos económicos

2.- Capacidad para expedientar a un/a compañero/a. Realmente esta frase suena excesivamente dura, pero parece ser que es así. Hasta ahora era una función atribuida al cuerpo de inspectores… Esperemos que el director lo sea para siempre, porque cuando deje de serlo sus compañeras/os estarán esperando que llegue al claustro para comentarle unas cuantas cosas.

3.-Se convierten de facto en autoridad pública con principio de veracidad, no sólo frente a los alumnos o familias, también frente a sus compañeros. Su opinión está por encima de la del resto de compañeros solo por el hecho de ocupar el cargo… Bien, sobre este hecho no opino, yo creía que los maestros y las maestras de la educación pública eramos todos y todas iguales y lo bueno era tener diferentes opiniones para buscar una convergencia, pero…

4.- Será el director quien nombrará los cargos del centro y decidirá su complemento retributivo. ¡Viva!, qué bien, si le caigo bien al director puede que cobre más y que me deje jugar en su equipo a la hora del patio, del comedor y durante las clases. ¡Por favor!

5.- Decidirá el número de plazas de cada especialidad que ha de tener el centro, atendiendo a sus necesidades. ¿A las de quien? Se supone que a las del centro, por lo que yo puedo entender, pero ya veremos…

Visto esto, aunque queda aún mucho por decir… hasta aquí lo fundamental. Dos cosas:

Qué bien que no trabajo en Cataluña, aunque me dedique a la docencia.

Señores directores de centro… tengan piedad de nosotros.


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario