Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El Sindicato de Obreros Municipales, en entredicho

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Después de la huelga realizada por los 1.024 empleados municipales, se ha conocido que de éstos sólo 416 trabajan en labores de limpieza pública y el resto no se sabe que labores desempeñan

Don Bibiano no tiene ni un pelo de tonto, aprovecha bien la licencia que por Ley se les otorga a los dirigentes sindicales, y ha montado su búnker en una oficina que les ha cedido el municipio, en su local de Av. Sáenz Peña No.1824, donde despacha como un verdadero funcionario, según dice “revisando los turnos que deben cumplir los obreros y realizando trámites diversos”.

Sin embargo, no todos aplauden su valiosa gestión. Hay quienes le observan que se vale de este beneficio para no trabajar como los demás, y así se mantiene en el cargo durante 22 años. Bibiano Carrasco señala que el Sindicato de Obreros Municipales es lo máximo que tiene Lambayeque y por lo tanto, nadie puede decir que no trabaja.

Por su parte, el gerente de Recursos Humanos de la Municipalidad, José Cigueñas Campos, señaló que los representantes sindicales que gozan de licencia son el Secretario General y el Secretario de Defensa, agregando que el Municipio respeta las leyes. Tal vez pasándoles la mano para que no vuelvan a paralizar labores, Cigueñas Campos dijo de estos dirigentes que “existe gran capacidad dirigencial en este sindicato”.

Después de la huelga realizada por los 1.024 trabajadores obreros del municipio, se ha podido conocer que de estos sólo 416 trabajan en labores de limpieza pública y el resto no se sabe que labores desempeñan. Tal vez no estén en un escritorio como su secretario general, pero sería bueno que salgan a las calles para dejar limpia la ciudad, y así podrían reclamar en justicia que se les aumente los sueldos y se les de otras gollerías.


Titular, subtítulo

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario