Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

División en la UE ante las sanciones a tomar contra Birmania

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Los ministros de Exteriores se reúnen mañana para estudiar nuevas sanciones contra el régimen birmano

Amnistía Internacional denuncia que continúan las detenciones de activistas y miembros destacados de la oposición

Mañana lunes, los ministros de Asuntos Exteriores de los 27 países de UE se reunen en Luxemburgo para estudiar la posibidad de reforzar las sanciones contra la Junta Militar birmana por la brutal represión de las recientes manifestaciones de protesta.

Las diferencias entre los países para llegar a un acuerdo se centran en dos aspectos: aquellas áreas económicas que deben abarcar las sanciones, y dar más tiempo al enviado especial de la ONU, Ibrahim Gambari, que hoy regresa a Birmania tras el fracaso de sus primeras conversaciones con la Junta Militar.

Fuentes diplomáticas indicaron a Europa Press que sí hay acuerdo, por ejemplo, en ampliar la lista de miembros de la Junta o sus familias a los que la UE niega el visado para entrar en Europa. Las sanciones, aprobadas en 1996, incluyen un embargo de armas; la suspensión de la cooperación en materia de defensa; la supresión de los privilegios comerciales en el marco del  Sistema de Preferencias Generalizado (SPG), o la prohibición que pesa sobre todas las compañías europeas de financiar o invertir en empresas públicas birmanas.

Hay países europeos, España entre ellos, que defienden sanciones que realmente perjudiquen al Gobierno birmano, pero los que tienen mayores intereses económicos en Birmania se resisten a aplicar propuestas que dañen a sus empresas, como la prohibición de inversiones energéticas, a la que se opone Francia, cuya petrolera Total controla este sector en el país asiático.

Los 200 líderes habrán superado un
riguroso proceso de selección previa y serán personas, tanto anónimas
como de reconocido prestigio, procedentes de todos los ámbitos
culturales y sociales

La Confederación Europea de Sindicatos ha denunciado que varias multinaciones de la UE, entre ellas la electrónica alemana Siemens, la petrolera francesa Total y la farmacéutica británica GlaxoSmithkline, siguen haciendo negocios con el régimen militar. Además, la Fiscalía fedral belga ha reabierto una investigación contra Total por supuesta complicidad en crímenes de lesa Humanidad en Birmania en el año 2002.

Sigue la represión

Daniel Alberman: “Las detenciones continúan, y esto ocurre a pesar de las garantía dadas por las autoridades birmanas a Naciones Unidas”

Amnistía Internacional ha denunciado que las autoridades birmanas continuan deteniendo a ciudadanos, especialmente activistas que sobresalieron durante las recientes manifestaciones, y teme que la mayoría de los dirigentes políticos de las protestas de 1988 hayan sido arrestados por los militares.

“Las detenciones continúan, y esto ocurre a pesar de las garantía dadas por las autoridades birmanas a Naciones Unidas” ha afirmado a la BBC británica Daniel Alberman, portavoz de Amnistía Internacional, quien teme por el trato que reciban estos activistas en las cárceles.

Por su parte, Avaaz pide a la UE “sanciones inteligentes que debiliten al régimen militar birmano sin afectar a los ciudadanos”, e invita a enviar emails a los ministros de Exteriores de la UE para que endurezca las medidas contra el Gobierno birmano.

“Nuestros contactos en la oposición birmana -dice Avaaz- nos aseguran que las sanciones tendrán un efecto mínimo sobre los ciudadanos y darán más poder de negociación al movimiento democrático”.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario