Lunes 29 de mayo de 2017,
Bottup.com

Donostia se viste de ‘paridad’ este verano

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La campaña promueve la libre y desinhibida participación de las mujeres en la fiesta, el reparto de tareas y responsabilidades familiares para disponer de tiempo para el ocio, la aceptación de la diversidad étnica o cultural y la defensa de la libertad de opción sexual de las mujeres también en público.

Image
Cartel oficial del Ayuntamiento para la campaña

Donostia se viste de “paridad” este verano. Desde la Aste Nagusia y a lo largo de todas las festividades -ahora mismo terminado la quincena musical- los bares de la capital guipuzcoana presentan de forma visible el cartel de “local protegido contra el acoso y la agresión”.

“Unas viñetas muy coloridas, con situaciones cotidianas de fiestas, directas y fáciles de identificar, que pretenden atraer la atención de toda la ciudadanía y, especialmente, de la juventud” como indica Ainhoa Beola, concejala de normalización lingüística, igualdad y cooperación ante la campaña de sensibilización sobre el ‘No’ al sexismo en fiestas.

Además, de los Carteles y las viñetas, Donsotia viste banderolas con el eslogan de “por una ciudad libre de acoso y agresión sexista” y se han contratado varias cuñas radiofónicas que se pueden escuchar a través de la web del Ayuntamiento de San Sebastian.

Triste, esto del machismo, que se manifiesta en distintos grados. Desde el acoso y las agresiones que se multiplican en fiestas, las violaciones, y en su grado máximo, los asesinatos continuos de mujeres.

Parece que no es cosa fácil de erradicar. Así lo manifiesta Izaskun Moyua, directora general de Emakunde: “Nos enfrentamos a un problema de tal envergadura que ni la propia sociedad se imaginaba. La violencia contra las mujeres ha salido a la luz en los últimos años y todavía es desconocida. Es un tema fuerte y a la sociedad le duele darse cuenta de que está ahí. Por eso se ha dado un mecanismo de defensa en la propia sociedad negándose a aceptar que semejante lacra se dé en un gran número de nuestras casas”.

Se insiste en las políticas de discriminación positiva, en erradicar el lenguaje sexista, en la educación de nuestros jóvenes, en la participación activa de los hombres… No hay receta mágica, eso está claro, pero no hay que desechar ninguna inactiva. Cada asesinato de una mujer a manos de su pareja o expareja, hace que todas las medidas para paliar esta lacra de nuestra sociedad hayan de multiplicarse, incrementarse o reforzarse.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario