Martes 24 de enero de 2017,
Bottup.com

Doña Esperanza y Sr. Lamela ¡váyanse!

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Incomprensiblemente no hay quien entienda en la Comunidad de Madrid, al Consejero de Sanidad (Sr Lamela), y el maravilloso aporte de su Sra. Presidenta, que en vez de llamarse “Esperanza”, se tendría que llamar “desesperanza”.

Opinión

De verdad, sin ella yo no sé qué hubiera hecho. Cuando uno está en baja
por enfermedad común, y depende del Servicio Madrileño de Salud, a Dª
Esperanza, se le ocurre la feliz idea, de las listas de espera. Traducido al madrileño, las “listas de desespera“. Según su “magnificente” programa electoral, dice haber acabado con las listas, con lo cual me hace pensar que los que quedamos somos “tontos”.

Pues que me explique algo que no entiendo, ni entenderé: ¿cómo díablos
un facultativo de Medicina Interna del área 7 de salud manda a su paciente
un “Eco Doppler”, presenta los papeles el mismo día, de la consulta -el
pasado día 7 de mayo- y el administrativo de marras no sabe que esa
“prueba” existe? Y me dicen: “le avisamos por teléfono”…

Sorpresa, ayer
día 17 recibí una atenta carta del Hospital Clínico San Carlos: no hay
problema, solo tardaron 11 días en contestar vía postal la fecha de la
prueba. Solo tengo que esperar hasta el 3 de octubre.

“Dª Esperanza (…) según su ‘magnificente’ programa electoral, dice haber acabado con las listas. Con lo cual me hace pensar que los que quedamos somos ‘tontos'”

A eso el PP, le llama en su punto 10, y cito textualmente:

“La Sanidad madrileña es la mejor de España, y cuando
termine este mandato será la mejor de Europa. A ello contribuirá la
extraordinaria calidad de nuestros profesionales sanitarios y la
potente apuesta por la mejora de las infraestructuras en la región.

El paciente es el centro del sistema sanitario y a él se orienta toda
la atención. La cercanía y la rapidez son los principales objetivos que
se propone el gobierno del Partido Popular, rapidez en la atención
profesional al paciente y cercanía de los servicios sanitarios a los
ciudadanos.

Y encima tiene la desfachatez, de comprometerse. Y cito textualmente “su despropósito“:

“3. Reduciremos la espera diagnóstica a un máximo de
40 días, que será de 15 cuando el facultativo considere que se trata de
una enfermedad grave, por ejemplo en caso de cáncer.”

Ahora qué Dª Esperanza y su bendito Consejero me aclaren, ¿es suficiente tiempo de espera?

a) Fecha de emisión de la prueba diagnóstica por parte del facultativo: 7 de Mayo del 2007
b) Fecha de emisión del hospital Clínico: 11 de mayo de 2007
d) Fecha de la notificación recibida sin acuse de recibo: 17 de mayo de 2007
c) Fecha de la prueba: 3 de octubre del 2007

No sé donde verá que la sanidad madrileña es “puntera“. No alcanzo a
saber en qué diablos de infraestructuras se gastan el dinero, y desde
luego, ya me tocaron mi “salud”.

“No sé donde verá que la sanidad madrileña es “untera, no alcanzo a saber en qué diablos de infraestructuras se gastan el dinero. Y desde luego, ya me tocaron mi salud”

Debe ser normal, ser mujer de mediana
edad y que si no es poco estar desde el mes de octubre de baja
laboral por enfermedad, tenga que decirle yo al supuesto “médico de
familia” ¡mándeme al especialista!. Que posteriormente llegue al especialista después
de 3 meses, y éste me mande pruebas diagnósticas y una de ellas una
simple radiografía de torax. Tenga que cruzar Madrid, porque en el
Consultorio de Especialidades que me pertenece, y está a una distancia
de 200 metros escasos de donde vivo había una lista de “desespera”,
del mes de Enero del 97, la fecha era para Octubre de este mismo año..
“eso es esperanza, lo demás cuentos”.

Sra. Aguirre y su “dignísimo” Consejero, Sr. Lamela, le repito la frase ya manida de hace muchos años “Váyase Sra Aguirre, Váyase

Y le repito, según el artículo 43 de la Constitución, compete al Estado “organizar y
tutelar un sistema de salud que alcance a todos y contemple tanto la
prevención, como la prestación de servicios sanitarios
“.

Tengo demasiadas evidencias, no solo de mi área, si no de otras muchas que por desgracia uno tiene que visitar, y siendo el colmo del
“patetismo”, tener hace unos meses a un familiar mío muy próximo
con una “hepatitis” en Urgencias del Hospital de “La Princesa”, 3 días
sin cama, y esperando en la sala de “desespera”. A las 72 horas le
dieron cama. Eso sí, reconvirtieron habitaciones para dos personas,
metiendo una tercera. Ese es su pasado, es su presente, y advierto que
el futuro con Ud. es imposible que cambie.

“Sigo de baja y lo peor, es pegarse con una institución, donde, no se tiene en cuenta la calidad de vida de un enfermo”

Son patéticos. No soy periodista (para hacer público semejante
despropósito no hace falta, solamente con soportarla es suficiente). Soy un ser humano, y Ud. y sus “adláteres” me están jodiendo la vida. Sigo de baja y lo peor, es pegarse con una institución, donde, no se
tiene en cuenta la calidad de vida de un enfermo. Lo que se tiene
en cuenta es que uno lleva mucho tiempo de baja (ni que a mi
personalmente me guste), y siempre tengo una Dra. de Familia, que me va
a dar el alta. Ahora, si me pasa algo ¿me paga Ud. algo?, ¿me busca un
nuevo empleo?, o por el contrario ¿me sigue jeringando la vida?

Sra Aguirre, lárguese con viento fresco..

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

6 Comentarios

  1. Anónimo 18/05/2007 en 16:15

    Turi! sabes de qué hablo, y desde luego tú también sabes que el Servicio Madrileño de Salud, que tiene como adalid, al Sr. Lamela, es tan consecuente con su “programa”, como con sus actos.

    Si algo deseo, es que ningún ser humano se ponga enfermo en la Comunidad de Madrid, porque lo lleva de “colores”. Eso, si recalcan muy bien los más que “supuestos” plazos, debe ser en que “los pobres” con ese “salario que no les llega hasta final de mes”, pero que tienen el tupé, cuando estaban en el Gobierno de “vacunar a sus hijos contra la meningitis”, en coche con chófer, y su sr. padre el “manda güevos”, pregonando a los cuatro vientos que no era “necesaria la vacunación”.

    Si hubiera un buen guionista, ganaría un Goya, porque esto supera a la realidad, y a la fantasía.

    Son “patéticos” e impresentables. Pero la gente seguirá votando a la “Espe” y compañía, porque deben de estar por encima del bien y del mal. A ellos nunca les pasa nada, y cuando les pasa, “gritan”, no saben escribir, piden una “hoja de reclamaciones” y su gran error es presentar, en el lugar donde sucedan los hechos, la reclamación, así no hay problemas, no lo van a solucionar y por lo tanto los Inspectores, están de más.

    Un saludo, Turi, y nos consta tanto a ti como a mi lo que sucede en la Comunidad de Madrid, es curioso, nadie se queja, o solo somos 3 los que nos quejamos.

    P.d. a la Sra Presidenta, por ahora, lo voy a sentir, nunca fué santo de mi devoción, pero ahora lo es menos, se cargó la Sanidad, y la Educación, ¿qué nos dejará libre de todo pecado?..

  2. Anónimo 18/05/2007 en 14:50

    Tienes toda la razón
    Memoria, lo que expones no me extraña nada, porque desgraciadamente yo llevo “lidiando” con la Seguridad Social varios años y conozco perfectamente cómo funciona el sistema. Si la señora Aguirre dice que, al final de este mandato, la Sanidad madrileña será la mejor de Europa… deseo que ningún europeo se ponga enfermo, o al menos se vea afectado por una enfermedad medianamente grave. Y en lo que respecta a la promesa de los 40 días de espera para las pruebas diagnósticas… mejor no comentar nada. ¿Habrá truco también, como con los 30 días para que te operen que al final resultaron quedar en 30 días después de que te vea el anestesista? O sea, que todos los meses que transcurren desde que el médico te dice que te van a operar hasta que llegas a la prueba del anestesista (que siempre es la última y se hace poco antes de que te operen) no cuentan. Qué valor…

    Un saludo.

  3. Anónimo 18/05/2007 en 5:18

    Paciente, tienes toda la razón del mundo, pero el problema radica en que estos “monsergas”, no llegan a final de mes con sus “paupérrimos sueldos”, esos que publican, y que por lo visto, hay que ser marquesa, para que a una le atiendan.

    El Estado es garante, pero como cuando nos pasa algo, somos (me incluyo y lo no lo hago), que pedir una Hoja de Reclamaciones, a todos se les va la vista y la inspiración, así nos luce el pelo. Uno reclama y hace mella (sé de lo que hablo), pero conscientemente, si en vez de una, fueran “una detrás de otra”, a lo mejor hacían caso?

    Evidentemente, las jornadas de algunos médicos son intolerables, pero también se dá uno de narices, con un “colectivo”, donde se declaran en huelga, por que trabajan un exceso de horas, pero en el momento que firman cualquier “acuerdo”, siguen haciendo las mismas horas, es demasiado goloso, trabajar 36 horas y librar una semana entera.

    En fín, que quien hizo la ley, hizo la trampa.. y desde luego, seguirán votando, a tan esperanzadoras promesas..

  4. Anónimo 18/05/2007 en 5:08

    Sanidad, impuestos… hacia donde vamos?
    Con cosas como las que comenta este artículo, a mi me gustaría saber cuanta gente va a seguir aplaudiendo las bajadas de impuestos. Porque seamos sinceros, a los que ganamos 600 u 800 euros, un 10 o un 11% no es una gran diferencia, claro, los que tienen otras nóminas notan mucho más la subida de un punto del IRPF. Con nuestros impuestos se pagan muchas cosas, y entre ellas la sanidad pública, que con más recursos tendrían más medios, menos tiempo de espera y más personal, mejor valorado y con una mayor eficiencia (sin 36 horas de guardia para empezar). Esos que reniegan de los impuestos (y que cuentan con la ‘esperanzadora’ promesa electoral de bajarlos) son a quienes menos les importan los servicios públicos, porque acuden a uno privado sin problema, pagado, entre otras cosas, con esos impuestos que se ahorran. ¿Que otros no pueden permitírselo? Es su problema.
    La sanidad pública española es de una calidad envidiable, pero parece que es necesario cargársela y dirigirnos al modelo americano (si tienes dinero te curan y si no te mueres, así de simple). ¿Que hay de la función esencial del Estado como redistribuidor de la riqueza y garante del Estado del Bienestar?
    Como madrileña, que ultimamente ha residido en la Comunidad Valenciana y en Andalucía, constato la gran diferencia entre unas comunidades y otras, y es precisamente en la última donde los servicios públicos funcionan mejor y donde, al menos a mi parecer, es el ciudadano (concepto que tiende a perderse en aras del ‘cliente’) quien parece ser el centro del sistema y quien merece la mejor de las atenciones.

  5. Anónimo 18/05/2007 en 3:20

    Gracias por decir que me cuide, pero hasta donde yo sé las Leyes le amparan a Ud, y a mí, y nadie ha hablado de nadie, simplemente son realidades.

    ¿Se ha preocupado Sr. Hiroit de investigar lo que es un programa electoral? hágalo, porque posiblemente descubra, cosas que son dignas de mención.

    Si Ud, no le toca vivirlas, mejor.. Pero créame, que con comentarios como el suyo, dudo que tenga alguna información certera..

    Un saludo, y Ud. vote a quien le plazca, que yo haré exactamente lo mismo. Eso si votaré por MI SALUD, no por la que no me dan, desde hace muchos años, si no por la que tuve, hace también muchos

  6. Anónimo 18/05/2007 en 2:58

    CUIDESE
    Siento su casoVaya a los tribunales si tiene razón pues las irregularidades hay que denunciarlas. Si cree que con Simancas y su defendido “sendero luminoso” con su doctor anestesista estrella, tenga cuidado y no se ponga en sus manos. No confunda salud con política.

Participa con tu comentario