Martes 28 de marzo de 2017,
Bottup.com

EE.UU. no protege a las mujeres indígenas frente a la violación

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Un laberinto de jurisdicciones impide perseguir a los agresores no indígenas, según Amnistía Internacional

Image
Una mujer indígena

Las mujeres indígenas de Alaska y del resto de EE UU sufren numerosos abusos sexuales, mientras el Gobierno federal pone importantes dificultades al acceso a la justicia, según denuncia Amnistía Internacional en su informe ‘Laberinto de injusticia: falta de protección de las mujeres indígenas frente a la violencia sexual en EE UU ‘, a pesar de que las indias sufren dos veces y media más violencia doméstica y tres veces y media más agresiones sexuales, según datos del Departamento de Justicia.

El estudio asegura que el Gobierno federal ha creado “un complejo laberinto de jurisdicciones tribales , estatales y federales que suele permitir a los agresores actúar con total impunidad. “Es necesario establecer el lugar donde se cometió el delito y la identidad del responsable para determinar qué autoridades tienen jurisdicción, con lo que se pierde un tiempo decisivo”, afirma la ong.

Además, añade AI, “en los ámbitos estatal y federal no se da curso a casos de violencia sexual contra mujeres indígenas en los que están implicados presuntos autores no indígenas“. La legislación federal prohibe a los tribunales tribales juzgar a los sospechosos no indígenas, a pesar de que los datos del Departamento de Justicia indican que el 86% de estas agresiones son perpretadas por no indios.

Las indias sufren dos veces y media más violencia doméstica y tres
veces y media más agresiones sexuales, según datos del Departamento de
Justicia

Según la ong, “la falta de profesionales de medicina legal debidamente capacitados en el Servicio Indígena de Salud y la posibilidad de que los funcionarios encargados manejen de forma incorrecta las pruebas hace que muchas indígenas puedan no ser sometidas a exámenes médicos forenses

El informe se centra básicamente en tres regiones que plantean situaciones jurisdiccionales diferenciadas, Oklahoma, Alaska y la Reserva Sioux de Standing Rock (Dakota del Norte y Dakota del Sur), y revela que cualesquiera que sean el lugar o el marco legal, el resultado es el mismo: “la negación de justicia a muchas mujeres indígenas que han sufrido violencia sexual”. Y como ejemplo señala que de 77 casos de violación en Oklahoma, sólo tres fueron denunciados a la policía.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario