Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El 15M pasa su enésimo examen

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La heterogeneidad del movimiento se suele expresar también en mensajes y pancartas. Esta, ayer en Madrid

Miles de personas vuelven a llenar las calles de las principales ciudades españolas pidiendo una nueva democracia

El movimiento parece condenado a pasar sucesivas reválidas en las calles mientras hace los deberes día a día en las asambleas y en la Red

La Policía detuvo anoche a 18 personas a los que acusará de delitos penados hasta con 4 años pese a que no hubo ningún tipo de violencia

INCLUYE FOTOGALERÍA

Decenas de miles de personas según las autoridades (y cientos de miles según los heterogéneos organizadores) volvieron a llenar las calles de nuestro país ayer por la tarde en demanda de una democracia más real, más directa, más cercana, un sistema político de personas para personas: una democracia mejor en la que no quepa la corrupción ni la arbitrariedad, ni mucho menos la injusticia.

El éxito de las convocatorias pacíficas y masivas se convierte en norma y va camino de no ser noticia

Todo ello un año después de aquella marcha que el 15 de mayo de 2011 sorprendió a todos y que desde entonces queda en la memoria colectiva como la imagen de un pueblo que despierta, se despereza y comienza a moverse mientras decide hacia dónde y cómo.

Desde aquél domingo primaveral, en el que el PSOE aún ostentaba el poder y que los recortes ya arreciaban pero no habían hecho nada más que empezar, hasta ayer, cuando el PP gobierna con mayoría absoluta a golpe de Decreto Ley anunciados a medias tras los sorpresivos Consejos de Ministros, en los que cada viernes se asesta un nuevo recorte y en los que la Sanidad y la Educación fueron líneas rojas traspasadas ya varias veces, como los ciclistas que adelantan a otros en una contrarreloj, el movimiento ha ocupado las calles en incontables ocasiones: el 19J, las marchas indignadas de julio, el 15O Global, las manifestaciones previas a las elecciones generales,el importante dominio del movimiento durante la Huelga General del 29-MUna reválida constante ante la opinión pública, que en cada ocasión comprueba a través de los medios que pese a que se anuncia el entierro del movimiento, éste siempre resurge.

El examen es cada cierto tiempo, la sociedad demanda pasarlo y los medios ejercen de tribunal, como en las oposiciones

Esto parece ser así hasta el punto que el éxito de las convocatorias pacíficas -pese a los constantes intentos de criminalización por parte del gobierno y medios afines- se convierte en norma y va camino de no ser noticia, o mejor dicho, de que se espere el pinchazo de alguna futura convocatoria para que por fin haya una noticia respecto al 15M: que no llenó las calles.

El examen es cada cierto tiempo, la sociedad demanda pasarlo y los medios ejercen de tribunal, como en las oposiciones. Mientras tanto, el verdadero cambio no ocurre en esas fechas señaladas. Se teje día a día en las cientos de asambleas de barrios y localidades a lo largo y ancho del país, y a través de diferentes redes sociales y sistemas tecnodemocráticos de nuevo cuño a lo largo y ancho de una Internet todavía libre, distribuida a modo de un harmonioso anarquismo matemático, en donde cada semana surgen nuevos grupos de trabajo y cada día, decenas de nuevas propuestas. Los deberes del día a día, esos que a largo plazo gradúan o no un cambio social, no están bajo el mismo escrutinio que movilizaciones como las de ayer, hasta ahora masivas, pacíficas y todavía llenas de emoción.

Anoche, en Madrid, decenas (o cientos) de miles de personas desafiaron el límite horario de las 22 horas y lograron hacer su anunciado grito mudo (ver vídeo) a la medianoche. Permanecieron hasta las tantas de la madrugada, cuando finalmente fueron desalojados sin incidentes violentos por la policía, que pese a ello detuvo a 18 personas a los que la Policía va a acusarles de delitos castigados hasta con 4 años de cárcel. En el momento de escribir esto una multitud vuelve a llenar la puerta del Sol reclamando su liberación y se han convocado de nuevo a las 22 horas en el mismo lugar. El fotoperiodista y único premio Pultizer nacional Javier Bauluz ha denunciado públicamente que la policía le agredió anoche mientras realizaba su trabajo durante dicho desalojo.

La policía desalojó en Madrid a los últimos 200, deteniendo a 18 de ellos a quienes acusará de delitos con penas de hasta 4 años. El fotoperiodista Javier Bauluz denuncia una agresión policial

En otras ciudades del país ocurrió otro tanto, siendo Barcelona, Valencia y Sevilla las que aportaron más caudal al río indignado, cuyas aguas andan cada día más revueltas por la catarata constante de noticias desesperantes para cualquier demócrata: corrupción en la Familia Real, corrupción en los partidos políticos, corrupción hasta en la más alta instancia del sistema judicial del Estado.

El #12M ha sido un éxito, si medimos éste por la cantidad de gente que se movilizó. Si usamos esa vara, todo el 15M desde mayo de 2011 a hoy ha sido un rotundo éxito. Si medimos por hechos concretos o propuestas, quizá haya opiniones diferentes. Pero es una realidad que se han logrado éxitos importantes en el asunto de los deshaucios y, sobre todo, en la construcción de una conciencia crítica en una parte ciudadanía que tan solo 12 meses antes apenas había participado en ningún tipo de proyecto colectivo en el que el beneficio y coste de oportunidad se midiera más allá de sus intereses individuales.

Muchos dicen. Sí, pero, ¿y qué? ¿Ahora qué? ¿Esperar la siguiente manifestación masiva, una detrás de otra, hasta que deje de serlo? ¿Hay que seguir construyendo una realidad paralela a la que ofrece un Estado a juicio de muchos sin ninguna soberanía respecto a los manidos “mercados”? ¿Contraponer, llegado el punto de madurez necesario, esa otra realidad a la ‘oficial’ y ver “qué pasa”?

Las preguntas no cesan. El movimiento tampoco. La actividad febril en asambleas y redes virtuales, menos todavía. La producción fordista de decretos-ley con forma de tijeras para la ciudadanía y con forma de sacas de dinero para la banca, tampoco. Una carrera de velocidad exponencial tan divergente que parece que, cualquier día, uno de estos, quizá el mes que viene, quizá dentro de 5 años (la incertidumbre es también marca de esta nueva era), estas dos maratones acaben trazando en paralelo un ángulo de 360 grados destinado a fundirse. O chocar. ¿Cuál será el examen entonces? ¿Quién el tribunal?

 

La ya larga historia del 15M en Bottup:

Última llamada de embarque a un futuro digno
“Nuestros sueños no caben en vuestras urnas”
Miles de personas abren la Puerta del Sol
“No somos antisistema, el sistema es antinosotros”
La #acampadasol se desborda por la afluencia y piden que la gente ocupe otras plazas aledañas
La #acampadasol muta en la una república cívica que aspira a expandirse paralelamente al poder tradicional
La #acampadasol ensaya su extensión a los barrios, ciudades y pueblos
El torpedo político y mediático contra el 15M
Del 15M al 19J: el triunfo del respeto y de la razón
Al 15-M no lo para ni el verano
La estrategia de Interior frente al 15-M y su antídoto
“Ahora te vamos a pegar sin que te vean, ‘periolisto'”
La vida son 3 días
Miles de ciudadanos piden con su voz su derecho a voto en la reforma constitucional
Unos 100 ciudadanos protestan ante el Congreso contra la aprobación de la reforma constitucional
Miles de indignados vuelven a repetir en Madrid: “No a la reforma”
Córdoba se une al grito de una ‘¡Democracia Real Ya!’
Miles de personas en Granada ejercen el derecho de soñar: ¡Democracia Real Ya!
Alicante se indigna
El 15-M también quiere cambiar el periodismo
Las revueltas árabes y el 15M, centro del encuentro ‘Ciudad de Gijón’
22-M, triunfó el espíritu del 15M
Todos hemos sido invitados al 15M
La dulce estrategia del cambio
Del 15-M al 19-J: ideas sobre el primer mes de una revolución
Homenaje a los indignados
Referéndum 15 de Octubre: la ciudadanía se expresa
Listas abiertas pero no primarias, y la Ley de Transparencia
Córdoba se suma a la protesta global
El 15O también se manifiesta en Lima

Castelló en la manifestación internacional del 15 de octubre
#15O: La lucha por el futuro ya es global

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Periodista y emprendedor social. Co-fundador de Bottup.

Participa con tu comentario