Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El 20N no importa… el 21 es la incógnita

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Ante las perspectivas de votantes y no votantes nos preguntamos que sucederá el lunes, porque da lo mismo quien gane, no nos espera nada bueno… a nadie

Barcelona. Hace un par de días un chiste en la prensa resumía el dilema: Rubalcaba le decía a Felipe González que solo había una cosa peor que perder las elecciones, y a la pregunta sobre qué era, Rubalcaba contestaba ¡ganarlas!

Siguiendo la gran prensa que en Barcelona por su ‘dirección única’ refleja la fantasía de nuestra irreal democracia, La Vanguardia, a quien según se publica en Madrid en el Confidencial “Al Grupo Godó le ha tocado la lotería antes de Navidad. Este emporio informativo recibirá 1.999.828,60 euros de las arcas públicas de la Generalitat de Cataluña para insertar “cápsulas y microespacios divulgativos de contenido informativo de interés general para la ciudadanía en 8TV, RAC 1 y RAC 105”, señala hoy en su portada al ‘coco’ Europa; “Europa nos mira”:

La calle, ante estas elecciones, no teme que el día 21 unos cien mil cargos públicos o parapúblicos pierdan sus empleos, sino que de nuevo los recortes afecten sanidad y enseñanza

Las miradas son mutuas; pero lo que sí es seguro es que en Italia los recortes comenzaron con la Ley Berlusconi recortando 50.000 cargos públicos y concentrando provincias y municipios de menor entidad con lo que se disolvían infinidad de ‘entes pesebre’ (léase autonomías, consejos comarcales y municipales), además de recortes vía impuestos a las pensiones altas, y como esas medidas resultaban a todas luces insuficiente, el nuevo Gobierno a gusto de Merkel, se ha iniciado con la supresión de las pensiones vitalicias a los diputados. Es decir, antes que cualquier recorte en sanidad y educación… se ha recortado a la política y políticos.

El nudo gordiano; recortar una estructura montada hace 72 años por el franquismo y multiplicada por 17 los últimos 33 años; pero ese coste es infinitamente inferior al de la ‘quiebra técnica’ de la mayoría de cajas de ahorros (60% del sistema financiero), dependientes y dirigidas por los políticos de precisamente esa estructura, que obliga al Estado a inyectar capital, y liquidez al BCE, sin más beneficio que aguantar su existencia. La suya y la del clientelismo político que continúa con sus subvenciones drenando más si cabe sus catastróficas finanzas. Y las fusiones convirtiéndolas en bancos agravan por el momento el problema… más inútil inversión.

El temor público, la calle, ante estas elecciones, no teme que el día 21 unos cien mil cargos públicos o parapúblicos pierdan sus empleos, o que miles de ‘señorías’ se queden sin sueldos y dietas o pensiones, sino que de nuevo los recortes afecten sanidad y enseñanza… y por supuesto que el total desamparo crediticio del sector productivo continúe elevando una tasa de paro que duplica la de los demás países mediterráneos en crisis.

Doblar la tasa de paro de Italia y Grecia significa que ellos, ¡solo!, tienen el problema del déficit presupuestario y deuda pública, ante España que además tenemos el gravísimo y sin solución problema del saqueo y vaciado total de más de la mitad del sistema financiero. A los 722.000 millones de euros de deuda pública se suman otros tantos de deuda financiera por la fraudulenta burbuja inmobiliaria o catastrófica financiación de obra pública y parapública.

Alargar las elecciones, desde la práctica dimisión de Zapatero, al 20N, ha sido hacer el avestruz

Alargar las elecciones, desde la práctica dimisión de Zapatero, al 20N, ha sido hacer el avestruz… o un pulso a Europa obligándole a comprar bonos e inyectar liquidez sin límite al en conjunto quebrado sistema financiero español, ¡el mejor del mundo!… mañana, y no demasiados días después, tendremos unas respuestas que sobrepasan a cualquiera de las caras que se convierta en la primera de las estrellas de nuestras demasiadas (aunque en la práctica todo se resuma en la única) televisiones.

 


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario