Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El amor en Navidad

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Como todos los años llega la Navidad, y las personas, sobre todo en el mundo ‘cristiano’ no volvemos más ‘sensibles’, emotivas, nos gusta acercanos y juntarnos con nuestros seres queridos

24 de diciembre, nace el salvador del mundo, nosotros nos reunimos con la familia, comemos, bromeamos y limamos asperezas. Resulta una época propicia para desarrollar nuestra inteligencia emocional. Abrazarnos, decirnos lo mucho que nos queremos, y lo equivocados que estábamos. Me encanta la Navidad. Es una época muy especial.

La Navidad no es Papa Noel, ni los Reyes Magos, ni un anuncio de El Corte Inglés. La Navidad es un espacio para ser felices

Me gustaría invitaros a todos a vivir la Navidad todo el año. Invitaros a perdonar los defectos de las personas, a ser más tolerantes, y amables. Qué bueno sería si la magia de la Navidad durara todo el año. Que en cualquier época del año dos hermanos que no se hablan se sienten a charlar, no porque sea Navidad, sino porque hoy es hoy. Es cierto que rememorar el nacimiento de nuestro salvador nos inspira al perdón. ¿Y quién dice que nuestro salvador no pudo nacer un 6 de abril? Qué distinto sería todo si no dejáramos lo mejor de nosotros para final de año.

Hace poco me escribió una persona diciendo que había roto con su pareja en Navidad, bueno en Nochebuena, y la verdad es que resulta triste. Pero le resultaría tan triste en cualquier época del año. Me gustaría invitaros a ser mejores personas todo el año, no por los demás, sino por vosotros mismo, por el bien que recibiréis.

La Navidad no es Papa Noel, ni los Reyes Magos, ni un anuncio de El Corte Inglés, ni siquiera un anuncio de Coca-cola en cual un grupo de amigos cogen el tren corriendo. La Navidad es un estado del Ser. Es un estado de nuestra alma. Un espacio para ser felices, lo llamemos Navidad, o ser persona. Pero cuando perdonamos nos sentimos más felices, más a gusto con nosotros, y somos mejores seres humanos.

Desde estas líneas, os invito a tener más amor por los demás, y por vosotros mismos. Amad, perdonad y sed libres.

Feliz Navidad.


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario