Lunes 05 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El boxeador Luis A. Lazarte, ¿campeón sin vergüenza o favorecido?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

CRÍTICA / El combate por el campeonato mundial de peso mini-mosca entre el argentino Luis Alberto ‘Mosquito’ Lazarte y el mexicano Ulises ‘Archi’ Solis quedó en empate, conservando el título en primero

En el transcurrir del tiempo hemos visto atracos de renombre y les llamamos ‘El asalto del siglo’, ya sea por la forma en la que se comete o por la cantidad de individuos que participan y sí, pueden ser espectaculares y dignos de publicarse a ocho columnas en los periódicos del mundo, pero, también hay algunos atracos que… ¿cómo se dice? Bueno, que ni diciendo ¡Usted perdone! se pasan por alto.

Es digno nombrar no solo el atraco, robo, asalto cometido en contra del mexicano, sino también la falta de profesionalidad de los que ahí participaron

De la función boxística efectuada en el club once unidos sito en Mar del Plata, Argentina, entre el argentino, Luís Alberto ‘Mosquito’ Lazarte versus el oriundo de Guadalajara, Jalisco, México, Ulises ‘Archi’ Solis, y estando en juego el campeonato mundial mini-mosca, es digno nombrar no solo el atraco, robo, asalto cometido en contra del mexicano, sino también la falta de profesionalidad de los que ahí participaron, llámense jueces, referee y, muy en especial, el mal llamado ‘boxeador profesional’ Luís Lazarte, Campeón mundial de la Federación Internacional de Boxeo (F.I.B.).

Vayamos a la pelea, bueno, mejor dicho, a lo que ocurrió en ‘eso’, porque función boxística no fue, porque el boxeo de calidad lo quiso poner el ‘Archi’ pero su contrincante Lazarte se encargó de que fuera todo lo contrario, ya que desde el round inicial dio claras muestras de haberse equivocado de cuadrilátero y que su pelea no sería un espectáculo como el de Paquiao vs. Margarito, no, éste sabía que enfrente tenía un peleador de clase y a toda costa había que deslucirlo, para él continuar campeonando.

Y así sucedió, porque con golpes dados a la nuca y embestidas con la cabeza, cual si se tratara de un toro de lidia que denigra a su casta por lo mal hecho y tratando de causar algún daño durante los 12 rounds, fue lo menos que se vio, además de entre otras cosas como: golpes tirados a destiempo, en el 4º. round un golpe tirado a las partes bajas del ‘Archi’ después de que Lazarte resbaló y se encontraba de rodillas en el ring; antes, en el 3er. episodio también se vio que intentó imitar a, no se sabe, si a los hambrientos vampiros o perros, al tratar de morder la yugular o arrancarle una oreja como lo hiciera aquel famoso Mike Tayson a Evander Holyfield. Todo por la desesperación de saberse abajo en las tarjetas al ir perdiendo round tras round.

Hechos que en el episodio 4º y 10º costaron, a final de cuentas y con la complacencia del referee, que debió descalificar al argentino al ser éste tan reiterativo en sus malas acciones, solo dos puntos (1 c/u) por el mal comportamiento.

El descuento de los puntos no se sabe en que quedaría, porque todo indica que fue a Ulises Solís a quien los jueces ahí ubicados se los descontaron, ya que de llevar amplio margen de puntuación por episodios ganados, todo terminó en un -feliz para el argentino y triste para el mexicano- empate.

Los golpes dados a la nuca y embestidas con la cabeza, cual si se tratara de un toro de lidia y tratando de causar algún daño durante los 12 rounds, fue lo menos que se vio

Lo que permite que Lazarte continué siendo el campeón de esa mencionada federación FIB, la que se dice y comenta que es la que únicamente tiene un campeón por división y no varios, y la misma que hoy día tiene en sus manos el aclarar el por qué del actuar de su gente para dar esa puntuación por demás ridícula y la cual se dice, le resta credibilidad al boxeo argentino al ser considerado como favorecido por una ‘mano negra’, además de considerar si el referee se encuentra apto para desarrollar el trabajo designado, dadas las situaciones ocurridas frente a él y las cuales pasaron como si nada.

Los jueces, al final del combate dieron las siguientes puntuaciones: el juez estadounidense John Madfis computó 117-109 a favor del visitante Solís, su compatriota Richard Green y el panameño Héctor Afú coincidieron al sumar 113-113. Mientras que cadenas noticiosas deportivas como –por mencionar solo algunas- ESPN, TyC Sports y Radio Cadena Eco, estas últimas de Argentina, daban puntuaciones de: 116/111, 115/112 a favor del mexicano, y le decían adiós al campeonato de manos argentinas.

Pero, está visto que en Argentina, no solo son los llamados hinchas que acuden a los partidos de fútbol quienes brincan a la cancha, o los entrenadores de equipos locales, quienes agreden a golpes y escupitajos a jugadores mexicanos, ocasionando que estos se tengan que presentar ante las autoridades por supuestos cargos de agresión, véase caso ‘Bofo’ Bautista agredido por Benítez, o Cuahutemoc Blanco por pseudos-aficionados, por decir solo algunos, porque ahora también son los jueces boxísticos enviados a ese país los que se encargan de golpear con pluma en mano y en forma descarada.

Estar visto no significa que todos sean igual, pero lo que sí significa es que hay mucho de ‘mano negra’ y nada grato ante los ojos del mundo para quien se siente ganador, porque la credibilidad ante las acciones vistas por miles de aficionados, se pierde. ¡Dios bendiga América!

Pinchando aquí se puede ver la pelea completa.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario