Domingo 20 de abril de 2014,
Bottup.com

El canciller baila Zarzuela

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
El canciller Pérez Roque y el ministro Moratinos, ayer en Madrid

Negociaciones entre Cuba y España, otro punto de vista

Opinión

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Felipe Pérez Roque,
visita la Zarzuela y no baila mal. La sonrisa de Moratinos se unió con
la sonrisa de su Majestad y con la sonrisa de Felipe, en un acto de
buena fe y de buenos actos, imbuidos, como digo, en una sonrisa
fraterna y a veces irónica, congratulados en un apretón de manos con
euros de por medio.

Deberíamos suavizar las
críticas hacia estas negociaciones entre España y Cuba porque ‘teóricamente’ estos millonarios préstamos beneficiarán a los cubanos

Muchos opinan que es una desfachatez, una desvergüenza que España
preste o negocie o renegocie (deuda) con Cuba, cuando el verdadero
negocio sería que España fuerce la democratización de la Isla.

Yo opino que igual que impulsamos una iniciativa vía carta entre
Estados Unidos y Cuba para suavizar (obviar) las diferencias políticas
y permitir la ayuda directa a los cubanos, deberíamos suavizar las
críticas hacia estas negociaciones entre España y Cuba porque
“teóricamente” estos millonarios préstamos beneficiarán a los cubanos.

Sé que resulta increíble a estas alturas de la ¿canción? creer algo del Gobierno cubano, sobre todo cuando circulan noticias de la venta de la
ayuda humanitaria en Cuba, pero peor sería colaborar a que la desgracia
de los damnificados aumente y ayudar de alguna manera a que no reciban
estas ayudas.

Acaso lo que sí se puede pedir al Gobierno español es una
negociación sin condiciones y total transparencia en la misma. Pero
volvemos a lo mismo. ¿Cómo podremos saber que la negociación y
mayormente el uso futuro que Cuba dará al dinero es transparente?

Saberlo hoy, no lo sabremos. Pero cuando pase el tiempo y se vea que
Cuba no hace lo que tiene que hacer, que es ayudar a los cubanos
tremendamente necesitados, entonces tendremos un argumento más para
denunciar.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario