Lunes 05 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El conflicto de las víctimas civiles en Colombia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Las víctimas sufren la acción de la guerra y la violación de sus derechos fundamentales, y son invisibles y olvidadas incluso por el Estado colombiano

Víctimas en Colombia

Las víctimas son tan antiguas como el conflicto armado que vive Colombia, ese conflicto que tiene un impacto que va más allá de la democracia, de sus relaciones internacionales, de su crecimiento económico o de los índices de desarrollo. Las víctimas han sido desde siempre quienes han llevado la peor parte, no sólo porque sufren la acción de la guerra y la violencia sobre sus derechos fundamentales sino porque han sido invisibles, olvidadas o, como el pasado 18 de junio de 2009, ‘archivadas’ gracias al hundimiento del proyecto de ley que tras casi tres años de debate, buscaba la reparación de quienes han padecido por el conflicto armado.

¿Quiénes son las víctimas?

Las víctimas civiles del conflicto colombiano además de sufrir la vilencia, son en muchas ocasione invisibles y olvidadas

El informe Nacional de Desarrollo Humano en 2003 hace un análisis profundo del conflicto armado en Colombia y desarrolla una clasificación de las víctimas según el tipo de agresión padecida. Según este informe, las víctimas civiles se enmarcan dentro de hechos como: la guerra sucia, el desplazamiento forzado, los daños colaterales, el terrorismo y los secuestros.

Es fundamental aclarar en este asunto del conflicto que las víctimas no han tenido ‘voz’ en la agenda informativa, tradicionalmente han sido excluidas como actores que con voz propia pueden contar su realidad sobre un tema que les ha afectado por décadas. Su presencia en los medios se ha ofrecido como tema de melodramas, sinónimos de llanto, dolor, fragilidad, estremecimiento y siempre está presente la polarización de víctimas más legitimadas que otras. Pero aún dentro de este panorama las víctimas han venido ganando terreno por sí solas o de la mano de organizaciones sociales, igual han ido incursionando en agendas locales, regionales y mundiales y con los medios de comunicación:

Revista’100 días vistos por el CINEP’. Editorial, mayo de 2010 No. 69

Titular de una noticia radial:

Cruz Roja dice que las víctimas civiles son casi “invisibles” en zonas rurales“.

El desplazamiento del conflicto armado hacia zonas rurales ha hecho que las víctimas civiles se hayan convertido en casi ‘invisibles’, a pesar de que los combates se han recrudecido de cara a las elecciones presidenciales, denuncio el Comité de cruz roja.”

“Bajo amenazas de muerte, se fuerza a la población a huir”, remarco el responsable de la Delegación colombiana de la Cruz roja, quien agregó que también se cometen asesinatos, se hiere a personas, y se perpetran actos de violencia sexual. “Y lo peor es que estas tragedias no salen a la luz pública”, lamento Beney.

Para Beney, las violaciones “más preocupantes” son las ejecuciones de los “falsos positivos”, como se conoce en Colombia al asesinato de civiles por militares que los presentan como guerrilleros muertos en combate para Mostar resultados antes sus superiores y obtener beneficios. También denunció el reclutamiento de menores por los grupos armados, lo que explico, en parte, por el subdesarrollo, que lleva a que los jóvenes no tengan muchas alternativas que unirse a estos grupos para subsistir. El número de desplazados en Colombia, según esta Organización, ha continuado en ascenso en los últimos años hasta situarse en los 3,3 millones de personas, lo que representa una de las cifras más elevadas del mundo”.

(Radio W. Titular abril 26-2010)

Para reparar el daño sufrido por las víctimas es necesaria la reconstrucción, la reconciliación (entre vícctimas y victimarios) y la resolución

La génesis, la evolución, vinculaciones y actores del conflicto de las víctimas en Colombia se puede ubicar dentro de lo que Galtúng llama una Violencia Estructural, esa violencia intrínseca a los sistemas sociales, políticos, económicos y culturales que han impuesto los mismos que gobiernan las sociedades, los estados y el mundo (Ingerencia de la globalización). El caso Colombia un conflicto armado de casi 50 años producto de la inconformidad, de la injusticia social, la desigualdad, la violencia política, los malos gobiernos y la dependencia a los Estados unidos de América en todo los ámbitos.

¿Por qué el ser humano utiliza la violencia para dar solución al conflicto?

Johan Galtung habla de tres respuestas, la primera viene de la propia raíz del conflicto. La violencia empleada para incapacitar a la otra parte o partes para imponer sus propios objetivos y en ocasiones se considera que la solución militar es la única posible. En este caso el Estado colombiano antepone al conflicto la vía de la fuerza militar contra las FARC, grupo al margen de la ley, e igual ellos responden con la lucha armada. Ambos son ‘guerristas’ y saben de sobra de los daños colaterales hacen que la población civil esté en alto riesgo de ser violentada. Sus objetivos parecen muy claros como ‘violentos’ que son. El Estado colombiano dice que quiere proteger la democracia con medidas ‘dictatoriales’ y empleando el poder de los medios de comunicación (estado de opinión instaurado en la era Uribe) para sostener sus objetivos, y las FARC se volcó con el ‘terrorismo’ y otras actividades ilícitas que generan violencia. Por lo tanto, ser víctima es una condición derivada del conflicto que vive el país.

Entre las posibilidades de regulación del conflicto de las víctimas en Colombia se encuentra la aplicación de las tres ‘R’ de que habla Johan Galtung:

Reconstrucción: curar daños y heridas ocasionadas por enfrentamientos entre las partes y reparar los daños materiales. Deben participar guerrillas y Estado: Diálogos de paz, deponer armas, reinserción a la vida civil, etc. Reparación de víctimas con la ley de justicia y paz estimada bajo un proyecto de ley.

Reconciliación: a través del perdón. Deben participar tanto víctimas como victimarios.

Resolución: se crean espacios para resolver los conflictos: Mesas de paz, diálogos de paz, entrega de secuestrados, negociaciones. Participa la sociedad civil, la iglesia, la comunidad internacional y el Estado.

El Estado colombiano ha sido ‘penalizado’ publicamente por instituciones internacionales como la Unión Europea, o bien ONGs como Amnistía Internacional

En los tratados de Amnistía Internacional al Estado colombiano se le ha ‘penalizado’ públicamente como violador de los Derechos humanos. La Unión Europea en algunas ocasiones ha amenazado al Estado colombiano con quitarle ayudas de cooperación si siguen violando los Derechos Humanos. Creo que son formas externas de regular el conflicto desde la intervención de la comunidad internacional.

Los medios de comunicación también harían parte como posibilitadores de regulación del conflicto en algunas fases del proceso: en la Reconstrucción, la Reconciliación y Resolución como una de las condiciones para salir de la violencia, por medio de la creatividad, la trascendencia, y la empatía. Transformar el conflicto en forma positiva.

María Teresa Herrera Echavarría


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario