Domingo 19 de noviembre de 2017,
Bottup.com

El Ejército y grupos adictos al régimen birmano siembran el terror en Myanmar

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Patrulla de soldados birmanos por el centro de la capital (AFP)

Continúan las detenciones en plena noche, cuyo número podría llegar a 6.000

La reunión, ayer, del enviado de la ONU con el jefe de la Junta Militar no ha conseguido cambiar la política represiva del régimen birmano

El Ejército y grupos adictos al régimen militar birmano continúan deteniendo a ciudadanos y están consiguiendo crear un clima de terror en las principales ciudades de Myanmar. Aunque es muy difícil saber el número de detenidos, diversas fuentes diplomáticas lo elevan hasta los 6.000, mientras las víctimas mortales se contarían por decenas, aunque es una cifra muy difícil de precisar por el apagón informativo que sufre el país. Esta situación hace pensar que las gestiones del enviado de la ONU ante el jefe de la Junta Militar no han dado sus frutos.

Las gestiones del enviado especial de Naciones Unidas
en su reunión de ayer con el jefe de la Junta Militar no han sido muy fructíferas, según fuentes
diplomáticas
“Hemos escuchado que los arrestos continúan durante la noche. […]hay gente
dando vueltas por la noche y llevándose a personas. La gente está aterrorizada”
ONU: “El Consejo deplora enérgicamente la continua represión violenta de
manifestantes pacíficos en Birmania, incluidos los golpes, homicidios,
detenciones arbitrarias y desapariciones forzosas”

Por su parte, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha condenado la “represión violenta de manifestantes pacíficos” llevada a cabo por el Ejército birmano y ha pedido una investigación inmediata sobre la situación en el país, según informa Europa Press.

En su declaración, el Consejo “deplora enérgicamente la continua represión violenta de manifestantes pacíficos en Birmania, incluidos los golpes, homicidios, detenciones arbitrarias y desapariciones forzosas” y ha exhortado a las autoridades a “la máxima moderación y a desistir de nuevas violencias contra los manifestantes pacíficos”.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, ha afirmado que el Gobierno birmano “no puede seguir confiando en que su querido aislamiento les exima de responsabilidades”.

Las gestiones del enviado especial de Naciones Unidas, Ibrahim Gambari, en su reunión de ayer con el jefe de la Junta Militar de Myanmar, Than Shwe, no han sido muy fructíferas, según diversas opiniones de fuentes diplomáticas recogidas por Reuters. Gambari se reunió también con la líder de la oposición, Aung San Suu Kyi, antes de abandonar el país.

La encargada de negocios de EE UU para Myanmar, Shari Villarosa, asegura desde Yangón que los arrestos y detenciones habían continuado durante la estancia de Gambari en Myanmar. “Hemos escuchado que los arrestos continúan durante la noche. Hemos oído que es el Ejército, no sé quién lo está haciendo, pero hay gente dando vueltas por la noche y llevándose a personas. La gente está aterrorizada. Este gobierno está tratando de intimidar a la gente para que no salga a las calles”.

Testigos presenciales aseguraron que la presencia de tropas en las calles ha disminuido, pero continúan las redadas realizadas por grupos adictos al régimen militar en busca de monjes y civiles. “Van apartamento por apartamento, revolviendo lo que encuentran y amenazando a la gente. Hay un clima de terror en toda la ciudad”, relatan.

Recursos:

Yangon Thu , un blog que sigue minuciosamente la actualidad en el país
Lista de empresas occidentales con intereses en Myanmar

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario