Jueves 23 de marzo de 2017,
Bottup.com

El escape radiactivo de Ascó fue 750 veces superior al declarado inicialmente

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
La central nuclear de Ascó (Tarragona)

La central manipuló los monitores de radiación para evitar la alarma, según un informe del Consejo de Seguridad Nuclear

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha reconocido que la fuga radiactiva de la central de Ascó ha sido 750 veces superior a lo que notificó el pasado abril, según se lee en la respuesta que este organismo ha dirigido a una serie de preguntas de Greenpeace.

El incidente se registró el pasado mes de noviembre, aunque los responsables de la central no informaron hasta principios de abril, tras la denuncia de esta organización.

El Consejo de Seguridad Nuclear se enteró de la fuga porque un operario se lo contó meses después al inspector residente en la nuclear

El informe realizado por el CSN a petición de la ONG y del Defensor del Pueblo señala, entre otras irregularidades, que el escape fue detectado por una estación de control de la Generalitar de Cataluña instalada en las proximidades de la central y que el Consejo se enteró porque un operario se lo contó meses después al inspector residente en la nuclear.

Manipulación y encubrimiento

El Consejo asegura que la central manipuló las estaciones de detección aumentando el punto de tarado de los monitores de radiación. Con ello se inhabilitaron las correspondientes señales de alarma posibilitando la salida de elementos radiactivos sin pasar por los sistemas de filtrado de la ventilación de emergencia.

Greenpeace afirma en un comunicado que “la actuación de los responsables de la central nuclear de Ascó puede calificarse de delictiva”, por lo que la ONG aportará este informe oficial a la Fiscalía de Tarragona, que ya inició diligencias penales sobre este incidente a instancias de la ONG.

La organización mantiene que el CSN no ha contestado a muchas de sus preguntas, especialmente a si el suceso puede haber tenido impacto radiológico en los trabajadores de la central y en las personas que visitaron sus instalaciones tras el escape.

Greenpeace pone en duda también la metodología aplicada en las mediciones radiológicas realizadas a los posibles afectados, y pide al CSN que proporcione el dato de la radiactividad total que se ha liberado en el accidente.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario