Jueves 23 de marzo de 2017,
Bottup.com

El fútbol es uno de los principales deportes de riesgo para los pacientes cardiovasculares

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Foto de homenaje al recién fallecido Dani Jarque


ImageEl fallecimiento
Daniel Jarque víctima de una muerte súbita vuelve a estremecernos y a poner en
cuestión la eficacia de los reconocimientos médicos a los que son sometidos los
deportistas de élite

El fútbol es uno de los deportes que pueden considerarse de riesgo porque concita diferentes tipos de esfuerzo que
pueden incrementar la intensidad de las respuestas del corazón durante su
práctica

La muerte del capitán del RCD Espanyol durante la concentración que el
equipo estaba realizando en Florencia (Italia) ha vuelto a poner de actualidad
un debate al que tristemente ya empezamos a estar acostumbrados.

El caso de
Dani Jarque se une a los de Antonio Puerta o Rubén de la Red –este último,
afortunadamente, con un final mucho más feliz–, y nos recuerda que la muerte
súbita en el mundo del deporte de competición está mucho más presente de lo que
cabría esperar.

Antes de entrar a analizar un episodio concreto deberíamos siempre tener
presente que el fútbol es uno de los deportes que pueden considerarse de riesgo
para los pacientes cardiópatas
, ya que concita diferentes tipos de esfuerzo que
pueden incrementar la intensidad de las respuestas del corazón durante su
práctica.

La carrera de velocidad, la necesidad de subir a atacar y bajar a
defender, el contacto con los rivales, y la necesidad de controlar el balón durante
la carrera requieren un aumento de la coordinación muscular y nos obliga a
multiplicar las precauciones, sobre todo en aquellos futbolistas que
previamente hayan sufrido alguna patología, por leve que ésta sea, de su
sistema cardiovascular.


Ahora bien, ¿cómo es posible que se produzcan estos eventos en deportistas
jóvenes, aparentemente sanos y que no registraban ningún síntoma ni antecedente
previo?

En estos casos, la principal causa de muerte súbita suele ser la miocardiopatía
hipertrófica, una patología de base genética, para cuya prevención es preciso
realizar un screening sistematizado, que incluye  un estudio electrocardiográfico en reposo
como primera evaluación del estado de salud cardiovascular de los deportistas.


En la actualidad, los especialistas más prestigiosos de la medicina
cardiovascular
llevan tiempo estudiando todas estas cuestiones relativas al
impacto de la muerte súbita en la práctica deportiva.

Lógicamente, este celo
investigador no garantiza la desaparición inmediata de casos mortales tan
trágicos como el que hemos vivido el pasado fin de semana, pero si nos acerca
cada día más a la obtención de mayores garantías respecto a su prevención,
diagnóstico y tratamiento.

Imagen: dr_zoiberg

Image
Imagen

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario