Martes 17 de enero de 2017,
Bottup.com

El G-8 acuerda reducir las emisiones de CO2 a la mitad para 2050

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Merkel se muestra “muy satisfecha” y Sarkozy se cuelga la medalla de haber convencido a Bush

Blair recuerda que “no hay una obligación absoluta” de lograr esos
objetivos

Greenpeace protagonizó un espectacular altercado con la seguridad de la cumbre al pasar de la zona permitida con dos lanchas (ver vídeo)

El ‘ataque verde’

La policía alemana embistió hoy dos embarcaciones inflables de Greenpeace que violaron una zona de seguridad alrededor del centro turístico del
mar Báltico donde se encuentran reunidos los líderes del G8, haciendo
volcar las lanchas e hiriendo a tres activistas, como se puede ver en el vídeo. Un portavoz del
grupo ecologista dijo que las barcas habían intentando
enviar un mensaje al G-8, reunido muy cerca del lugar de los hechos, para que se
comprometiera a objetivos cuantificables para reducir las emisiones de
gases con efecto invernadero. Cuatro manifestantes acabaron en
aguas del Báltico después de una persecución a gran velocidad por parte
de embarcaciones de la policía, mientras sobrevolaban la zona
helicópteros. Los barcos de los manifestantes fueron confiscados. Greenpeace dijo que había puesto 11 embarcaciones neumáticas en las
aguas alrededor de Heiligendamm, pero ninguna había logrado alcanzar el
lugar donde se celebra la cumbre. Varios de sus activistas fueron
detenidos por la policía. Tres manifestantes y un efectivo policial resultaron heridos, dijo la policía.


Siguen las protestas

La policía antidisturbios utilizó cañones de agua para despejar una
carretera de acceso a Heiligendamm que había sido bloqueada por unos
200 manifestantes anti G8, mientras miles más llegaban para un segundo
día de protestas ante una verja de alta seguridad que rodea el complejo
de la cumbre. Varios manifestantes fueron detenidos tras
altercados con la policía. Algunos testigos dijeron que al menos dos
activistas resultaron heridos. La entrada principal a
Heiligendamm lleva bloqueada más de 24 horas. Unos 3.000 manifestantes,
muchos de los cuales pasaron la noche durmiendo frente a la verja de
seguridad, estaban sentados en la estrecha carretera rodeada de árboles. Cientos más se dirigían allí desde campos cercanos, muchos de ellos con sacos de dormir y comida a hombros.

(RB) Los líderes del G-8 han alcanzado un
tímido acuerdo para frenar el cambio climático. Éste contempla un compromiso
internacional bajo el amparo de las Naciones Unidas, según anunció la
anfitriona de la reunión y canciller alemana, Angela Merkel. Merkel explicó que los países del G8 coinciden en la
necesidad de reducir a la mitad la emisión de gases de efecto
invernadero de aquí al año 2050.

“Hemos allanado el camino para que en la reunión de Bali los ministros
de Medio Ambiente
puedan empezar a negociar”, dijo la anfitriona de la
cumbre de Heiligendamm. Visiblemente satisfecha, la canciller alemana
señaló que los miembros del G-8 tratarán de ganarse para la causa en la
lucha contra el cambio climático a sus colegas del G-5, los cinco
países emergentes mas importantes del mundo, China, India, México,
Brasil y Sudáfrica.

Todos ellos, los líderes del G-8 y los del G-5 celebran el viernes en
Heiligendamm una reunión conjunta en la que el cambio climático será el
tema central. Merkel reconoció que lograr un compromiso que recogiera
de forma explícita una reducción “como mínimo” del 50% de las emisiones
de gases de efecto invernadero de aquí al 2050 fue “difícil“, y achacó
el éxito al liderazgo de los miembros europeos del G-8 y su capacidad
de atraer a Japón, Rusia y Canadá.

En el seno de la “legitimidad” de la ONU


La canciller destacó asimismo la importancia de que el acuerdo se
negocie en el marco de la ONU, que dijo “es el foro multilateral” más
adecuado para un acuerdo que “ha tener legitimidad jurídica” y
“credibilidad” en el seno de la comunidad internacional.

Bush se resisitió hasta que habló con Sarkozy

El presidente francés, Nicolas
Sarkozy, aseguró que hubo que “arrancar” al presidente de Estados
Unidos
, George W. Bush el compromiso del G-8 para lanzar un proceso
global contra el cambio climático. “Se lo he tenido que arrancar al
final de la última reunión”, afirmó Sarkozy en unas declaraciones entre
las sesiones de la cumbre del G8 en Heiligendamm y tras reunirse con el
primer ministro británico, Tony Blair.




Explicó que la discusión con Bush sobre cambio climático fue intensa, pero precisó que “no fue desagradable”. “Es un paso enorme” a pesar de que no haya objetivos obligatorios,
afirmó por su parte Tony Blair. “Lo importante es que tenemos el
acuerdo que necesitábamos para lograr un compromiso mundial sobre
cambio climático”, destacó Blair.




También dejó claro que todavía queda por hacer “un trabajo inmenso” a
nivel político y técnico para lograr un acuerdo en el seno de la ONU y
ponerlo en marcha en todo el mundo. Sarkozy destacó que “es la primera vez que se da un acuerdo con cifras”
en el G-8 , y aunque “no hay una obligación absoluta” de lograr esos
objetivos
, añadió que si el resultado “se toma en cuenta
seriamente, hemos llegado lejos”.




Los dos dirigentes señalaron que el compromiso alcanzado permite ir a
la conferencia de la ONU en Bali (Indonesia) con una posición que
permita unirse a todos los demás países, incluidos China y la India.



{mos_sb_discuss:3}


¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

Participa con tu comentario