Sábado 19 de agosto de 2017,
Bottup.com

El gen del tabaco

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Un estudio estadounidense identifica las causas genéticas que impiden dejar de fumar a ciertas personas

El próximo paso será trabajar en posibles terapias genéticamente inteligentes para dejar el hábito

(Servimedia) Una investigación estadounidenses ha identificado las causas genéticas
que impiden a algunas personas abandonar el hábito de fumar, según
informa el diario ‘The Independent.

Los investigadores compararon los genes de personas que habían dejado
de fumar con éxito con los de personas que no lo consiguieron

El objetivo de la
investigación era determinar los motivos genéticos que predispondrían a
una mayor propensión a la adicción y los que facilitarían el éxito en
la abstinencia, con el fin de ofrecer el tratamiento más adecuado en
función de las características de cada individuo. Para ello,
los investigadores compararon los genes de personas que habían dejado
de fumar con éxito con los de personas que no lo consiguieron.

Han hallado diferencias en 221 genes. 62 de ellos ya se habían vinculado antes a dependencias de otras sustancias adictivas legales e ilegales

La comparación arrojó como resultados diferencias en 221 genes entre el
primer y el segundo grupo, según George Uhl, experto del Instituto
Nacional de Abuso de Sustancias de Estados Unidos, que ha a dirigido el
análisis. Las funciones de 187 de dichos genes son conocidas, mientras
que las de los 34 restantes se desconocen por el momento.

Asimismo, el equipo de Uhl observó que al menos 62 genes que ya se
habían vinculado antes con la dependencia a otras sustancias también
contribuyen a la dependencia de la nicotina, lo que confirmaría que la
adicción a esta última comparte características genéticas con
adicciones a otras sustancias legales e ilegales.

Dos de los genes que son diferentes entre los que han podido dejarlo y los que no regulan el control de respuesta al estrés

Dos de los
genes que presentan diferencias entre los fumadores que han podido
dejar de fumar y los que no son responsables, respectivamente, del
funcionamiento correcto de las conexiones de las neuronas cerebrales y
del control de la respuesta al estrés, según el investigador.

La siguiente fase de la investigación consistirá en probar diferentes
terapias
para dejar el tabaco, con el fin de determinar su efectividad
en función de los rasgos genéticos de cada individuo.

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

Participa con tu comentario