Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El grito que no calla, también en Polonia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

FOTORREPORTAJE / Con pancartas en inglés, polaco y español, los ‘indignados’ tomaron la calle una vez más en Polonia, mostrando su apoyo a todos los campamentos en general y al desalojado de Barcelona en concreto

Después de las elecciones autonómicas, el movimiento 15-M se intenta mantener vivo en España, donde se sigue adelante con los campamentos, las asambleas y las protestas pacíficas. En el extranjero el esfuerzo es el mismo. Varsovia, al igual que muchas otras ciudades europeas, ha sido escenario de nuevas concentraciones en apoyo a la denominada ‘spanish revolution’ tras el 22 de Mayo.

Este sábado tuvo lugar una concentración en la capital polaca a nivel nacional, ya que desde el principio del movimiento, los ‘indignados’ que estaban en este país actuaron en diversas ciudades pero nunca todos concentrados en un mismo lugar.

Es la primera vez que las concentraciones se unen en un solo punto en Polonia. Los maifestantes llevaban globos blancos, símbolo apartidista

El resultado del llamamiento a Varsovia fue de no más de 50 personas reunidas en la céntrica plaza Zamkowy, donde acamparon y pasaron la noche. Durante la concentración tuvieron lugar actos vistos anteriormente en cada campamento, como la lectura del manifiesto de ‘Democracia Real YA’ y las propuestas que se proyectaron desde Sol; además de actos más especiales como la lectura en catalán de un texto en apoyo a los que fueron desalojados en Barcelona y la recogida de firmas en apoyo a los que se mantienen en los campamentos españoles.

“Había que unir fuerzas en la capital”, dice con toda rotundidad Teo, un chico español que estudia en la ciudad de Poznan y que se había desplazado a Varsovia para unirse a la concentración. Él no era el único que se había movido, Andrés, un valenciano que lleva cinco años viviendo en Polonia, acudió al llamamiento desde Lodz, “Enviamos fotos a El País, subimos vídeos a Youtube y todo lo que se puede para hacer llegar nuestro apoyo a los que están en los campamentos de España”.

Rodeados de globos blancos, símbolo anti partidista nacido en las concentraciones de Holanda, y flores, para solidarizarse con lo ocurrido en Barcelona, este grupo de españoles residentes en Polonia se dispuso a pasar una noche fuera de sus camas, sentados en el suelo de la Plaza Zamkowy de Varsovia, tapados con mantas y sacos de dormir para que en España se supiera que el 15-M no había terminado, para mandar un mensaje de apoyo y la afirmación de que aún hay mucho por hacer.

[important color=green title=fotografías]

[/important]


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario