Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El informador juvenil como periodista ciudadano

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Los informadores juveniles enfrentan el reto no solo de ofrecer información, sino también de escuchar la que aportan los jóvenes. Tras tres días de intenso debate, llegan las conclusiones

Hoy se llega al final del XVI Encuentro Estatal de Servicios de Información Juvenil, denominado ‘De la información a la comunicación en las Redes Sociales’, en Mollina, Málaga.

Durante estos dos días, el grupo de trabajo de ‘El informador como periodista ciudadano’, ha tratado diversos temas de importancia para el ámbito relacionado con la información juvenil.

Los objetivos con los que hemos trabajado han sido:

  • Conocer las circustancias del manejo de medios tecnológicos para la creación y difusión de la información y de las noticias, como blogs, plataformas, etc.
  • Posibilidades del uso en nuestra labor desde los SIJ, de los portales específicos de periodismo ciudadano, ya sea en nuestro entorno local o regional.

Utilizando diversas dinámicas y puestas en común, propiciando un intercambio de experiencias y una escucha participativa las conclusiones a las que el grupo ha llegado han sido:

Definir las funciones
Se debe definir las funciones no solo del informador juvenil, sino de todas las organizaciones que están alrededor suyo. Hasta ahora, el informador muchas veces ha sido un cajón de sastre, pues podía

El grupo de trabajo se ha focalizado en el conocimiento de las TIC para la creación y difusión de información y en las posibilidades de su uso a través de redes sociales, sites de periodismo ciudadano, etc.

desempeñar las más diversas tareas: informador, animador, documentalista, recepcionista, etc. Somos conscientes de que esto dependerá del ámbito de actuación del informador, pero ahora también se nos ha añadido un canal nuevo, el canal de escuchar, oír lo que pasa en la red, oír lo que quieren y necesitan los jóvenes en un contexto nuevo, algunas veces alejado de las oficinas en las que trabajamos.

Esta escucha que tenemos que realizar hace que sea una tarea nueva y mayor de las que veníamos desarrollando hasta el momento, pues la información partía de la que nosotros enviábamos, y ahora también son los jóvenes los creadores de noticias y eso nos supone mucha escucha.

Decimos ‘los jóvenes’, pues consideramos que las asociaciones, como grupo de jóvenes o de iguales de gran importancia hace unos pocos años, están cambiando. Está cambiando la forma de agruparse, ahora lo hacen virtualmente, creando grupos de amigos o haciendo un evento. Esto hace que las redes sociales se conviertan en las nuevas asambleas de las asociaciones, donde los jóvenes deciden qué es lo que quieren hacer.

Imagen al exterior
Hasta ahora la imagen que la gente tenía cuando acudía al servicio de información era la que nosotros y nosotras les dábamos. Una imagen, en muchos casos y dependiendo del tamaño del municipio, personal, identificando el centro con la persona. En la actualidad, esa imagen es mayor, ahora no es una persona la que se acerca, son decenas las que te leen, las que te consultan y las que, sin querer y por el hábito aprendido, lo hacen de una forma personal, lo hacen a la persona no al trabajador.

Como hemos visto estos días, en Internet queda todo registrado, por lo que esa imagen, que antes podía desaparecer al salir por la puerta, ahora no se va cuando apagas el ordenador. Eso nos obliga a ser más ‘correctos’, a ser más ‘trabajadores’, identificándonos y sabiendo que en todo momento es la respuesta del centro la que estamos dando.

Información de lo que no estoy haciendo

La forma de asociación de los jóvenes está cambiando y el conocimiento de las redes sociales es imprescindible para llegar hasta ellos y conocer sus demandas

Mucho trabajo, esfuerzos y recursos sirven para obtener y dar la información de la que disponemos, pero otra cosa a tener en cuenta e importante en este mar de información que se extiende cuando te conectas a Internet, es la información a la que yo no estoy llegando, a las actividades, programaciones que yo no estoy haciendo.

Podíamos decir que no es hacer lo que ya se, no es buscar donde sé que lo voy a encontrar. Gran importancia para esto tiene el periodismo ciudadano, pues se produce una retroalimentación, un tú a tú, que facilita nuestra labor al ofrecernos otra visión, otro punto de vista e, incluso, información a la que de otra manera no podríamos llegar. Lo más seguro es que un organismo oficial no te mande información sobre un acto que van a hacer unos jóvenes por iniciativa propia, el joven sí que lo cuenta en su página, blog o red social en general.

Para terminar y como conclusión última, vemos la importancia de acercar las nuevas tecnologías al informador, a su trabajo y a la repercusión que tiene hacia el exterior antes de que los jóvenes que ahora lo demandan y las usan, sean esos padres del futuro.

Imagen: web del Injuve


Subtítulo, destacados e imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 29/05/2011 en 22:19

    voy hacer el curso de informadora juvenil y keria informacion sobre el tema,estoy un poco perdida y me interesa ya ke en mi municipio van habrir un centro de jovenes, gracias

Participa con tu comentario