Martes 27 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El laicismo del Estado y la religiosidad de los medios

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Leído en los periódicos: España se llena de procesiones y fervor religioso. Colas para acceder a la catedral de Santiago, templos medio abarrotados… ¿Es así el laicismo que se quiere imponer? O somos todos unos cínicos o las cuentas no salen

Por otro lado pone la televisión pública, y de qué manera, al servicio de manifestaciones que chocan con sus planteamientos

Que España es un Estado aconfesional está ahí: lo dice la Constitución. Pero lo cierto es que la ciudadanía se comporta más o menos como siempre, o como le da la real gana llegado el momento, caso de Semana Santa, para expresar sus sentimientos religiosos o de rutina.

Puede, sí, que haya más espectáculo que devoción; pasó siempre. A todo ello, lo que sorprende es que si por un lado el Gobierno intenta desvincularse de todo lo que huela a incienso, lo que estará bien o mal según para quien (sería incluso conveniente en muchos casos), por otro pone la televisión pública, y de qué manera, al servicio de manifestaciones que chocan con sus planteamientos.

Por cierto, ¿cuántos de esos piadosos descreídos habrán desfilado en estos días?


Titular, destacado y enlace

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario