Sábado 22 de julio de 2017,
Bottup.com

El Lucentum Alicante se hace con su segunda Copa Príncipe Adecco LEB Oro con un gran baloncesto

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Los de Quintana, con un gran Txemi Urtasun, derrotan en casa al Melilla Baloncesto con un contundente 95-60

Image
El Lucentum arrolló a sus visitantes

Quince minutos de una defensa asfixiante y un repertorio de juego
ofensivo espectacular decidieron esta Copa Príncipe de Asturias a
favor del Lucentum Alicante, que iguala así, con dos títulos, el
palmarés del Melilla Baloncesto, el rival de este domingo. Los de Óscar
Quintana, con un gran Txemi Urtasun (MVP del torneo), han dado un golpe
de autoridad venciendo por 95-60.

El primer cuarto comenzó con ambos equipos intentando imponer su ritmo de juego. Pedro Llompart buscaba un juego rápido y ataques cortos, mientras que Ciorciari optaba por un baloncesto más controlado. Tres triples, uno de Cazorla y dos de Hill, ponían la primera ventaja importante (13-4) y obligaban a Paco Olmos a pedir un tiempo muerto con poco más de cinco minutos de partido jugados. Primeras rotaciones con los mismos resultados: Melilla seguía sin anotar errando tiros cómodos mientras que el Lucentum hacía daño desde fuera y en las transiciones rápidas. Ni la zona ordenada por Olmos ni los intentos por jugar con los pívots solucionaban los problemas en defensa y ataque de los melillenses.

Ficha técnica


Lucentum Alicante
: 95 (27-16-23-29): P.
Llompart (6), C. Cazorla (5), K Hill (13), M. Andriuskevicius (10), J.
García (14), – cinco inicial – G. Rejón (11), T. Urtasun (16), B.
Hernández (13), A Weigand (4), T. Coppenrath (3)


Melilla Baloncesto 60
(8-14-19-19): D. Ciorciari (-), R Huertas (8), H. García (5), K.
Waleskowski (4), M. Southall (13), – cinco incial – J. Ruiz (6), J.
Santamaría (3), C. Torres (8), C. Victor (-), D. Fergerson (4), J.I.
Romero (9).

Espectadores: 3.500 (150 llegados desde Melilla)

Árbitros: Ángel de Lucas y Josep Pla


Incidencias: El
palco estuvo presidido por la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo; el
presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda; y el
presidente de la FEB, José Luis Sáez.

En el segundo cuarto la tónica siguió siendo la misma. Un tiro libre fue todo el bagaje ofensivo de los de Olmos en los primeros cinco minutos de este cuarto, mientras que Alicante seguía haciendo daño con un gran Kyle Hill. Un parcial de 8-1 ponía el marcador en un 36-9, la máxima ventaja para los locales, aunque el desgaste físico de un Alicante que estaba jugando a una velocidad distinta propició un respiro para su rival, que consiguió tener posiciones más claras de tiro y parar la sangría de balones perdidos. Ahora era el Alicante el que optaba por una zona 1-3-1 mientras que Melilla dejaba a sus dos hombres, a priori, más importantes, Cuthbert Victor y Keith Waleskowski, en el banco. Un triple de Romero desde la esquina ponía el 40-22 a siete segundos para el final del cuarto, pero fue contrarrestrado por otro de Urtasun para llegar al descanso con el Alicante por encima de los 20 puntos de ventaja (43-22).

Si bien es cierto que el Melilla parecía acusar en demasía las dos últimas derrotas ligueras como locales, también demostró en el Centro de Tecnificación el porqué de su gran temporada. Unos buenos minutos al comienzo del tercer cuarto, con un canasta espectacular de Southall recortaron la distancia hasta los 15 puntos (46-31) y sembraban unas gotas de intranquilidad en el banquillo y en las gradas alicantinas. La defensa de los locales ya no llegaba a todas las ayudas y se cometían más personales mientras que la zona melillense parecía encontrar resultados, sobre todo sin Hill en cancha. Sin embargo fue Txemi Urtasun el que cogió el mando de las operaciones: lanzamiento exterior, intensidad defensiva y un 2¬+1 que volvía a colocar a su equipo por encima de los 20 puntos.

No hubo una nueva posibilidad de reacción. Urtasun había dejado el partido sentenciado finalmente. El tiempo se acababa y las posibilidades del Melilla se perdieron. Cuthbert Victor, con problemas físicos, se quedó en el banquillo mientras que los de Óscar Quintana se gustaban y gustaron a su afición, que se congregó en el Centro de Tecnificación en una de las mejores entradas de la temporada. Al final, título (el segundo de su historia igualando así el palmarés del Melilla), buenas sensaciones de cara a la segunda vuelta y MVP para Txemi Urtasun sucediendo a Paolo Quinteros y Roberto Morentín.

Más información en feb.es

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario