Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El miedo fortalece el espíritu periodístico

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / ¡Hola! Desde la sala de redacción de este su tan prestigioso diario les doy los buenos días y los invito a que se enteren de las últimas noticias…

¡Oh, usted disculpe, no hay información! Recordé que tenía que preparar la nota en la que les narraría los últimos eventos policiacos de la semana, acciones en las que se calculan aproximadamente 100 personas asesinadas con disparos de arma de fuego en las ciudades de mayor índice delictivo de este país.

Se calculan más de 100 personas asesinadas con disparos de arma de fuego en las ciudades de mayor índice delictivo de este país

Muertos entre los que se encuentran dos ciudadanos americanos y el esposo de una funcionaria, al parecer mexicana, todos relacionados con el Consulado General de Estados Unidos de Norteamérica y acribillados en la hermana ciudad fronteriza de Ciudad Juárez, Chihuahua, México. Además de haber sido heridos, también en el mismo evento, dos menores de edad. Hechos de los que no se tienen mayores datos dado el hermetismo con el que se maneja el caso.

De estos muertitos estoy -como dijera todo el pueblo de México- seguro y cierto que las autoridades policíacas detienen a los que dispararon solamente o en su defecto, agarran sus chivos expiatorios (inocentes forzados a declarar su culpabilidad) mas no, a los reales autores de mandar cometer dicha acción.

Dentro de la cantidad de muertos señalados inicialmente, también se encuentran efectivos militares caídos durante tiroteos efectuados en el estado de Guerrero y Nuevo León y de éstos, también tengámoslo por seguro, su crimen no quedará impune pero, esto nos lleva a la pregunta de: ¿Y los civiles que nada tienen que ver y que también fueron y han sido heridos o abatidos, recibirán justicia?

Entonces y gracias a los consejos que recibimos de forma anónima por parte de nuestros amigos los mata-periodistas, esos tipos que muchos elementos en activo dentro de las corporaciones policiacas saben quienes son pero todos dicen no conocer y a los cuales por razones no totalmente claras o de…: ¡Ande usted a saber de qué!, la justicia no llega a aprehender jamás.

Sea entonces, y solo por ese motivo o ¿sería mejor decir? por esos ‘sanos consejos’, es por lo que me he visto en la penosa necesidad de omitir la publicación correspondiente al tema de este día.

Las autoridades policíacas detienen a los que dispararon solamente o, en su defecto, agarran a sus chivos expiatorios, mas no a los reales autores de mandar cometer dicha acción

Quiero dejar claro que la omisión de mi nota, no es por miedo, no… Fue, porque oiga usted… ser parte de una negra estadística creo que para nadie es sano y luego de eso, ¡imagínese…!, en lugar de ser yo quien elaborara la nota para informarle a usted, sería su servidor quien serviría para que otro le informara de lo ocurrido a mi persona y pues la verdad… prefiero mejor contarle yo a ustedes las noticias sanas y gratas, a tener que ir a parar a una fría plancha, enviado de forma gratuita por un ‘buen amigo’ al que no le gusta leer o que se publique lo que sucede en los bajos mundos delincuenciales.

Aclaro, prefiero estar aquí, siempre y cuando ustedes me mantengan dentro de su gusto lectoral. Por hoy, me despido con eso que tanto predican nuestros amados y bien hechores gobernantes… ¡En México no pasa nada y si pasa, son solo hechos aislados! Así que, hasta la próxima y Dios bendiga América.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. msimpsona 22/03/2010 en 20:31

    “(…)y recuerda que perdonar un gran delito es cometer otro delito, es premiar al delincuente, estimular a los criminales y dejar en el desamparo a la gente de bien (…)”, Báidaba, ‘Calila y Dimna’…

    Excelente trabajo!

Participa con tu comentario