Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

El ministro del Interior y las cuentas suizas de los Pujol

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Jorge Fernández Díaz ayer volvió a la carga

Barcelona. No cabe duda de que las cuentas de los Pujol en el extranjero conforman los más importantes ‘signos externos’ e ‘indicios racionales de criminalidad’ de ‘La gran corrupción‘ en Cataluña. Existían antes de que Jordi Pujol iniciara en 1980 el mejor negocio de su vida, la Generalitat, como escribí en ‘Barcelona, 30 años de corrupción’, pero al continuar su familia e íntimos la afición por los paraísos fiscales unen aquella quebrada por expolio Banca Catalana con el actual pozo sin fondo catalán. Insisto, banca y Generalitat se montaron con la misma voluntad: poder y dinero… e impunidad.

Banca y Generalitat se montaron con la misma voluntad: poder y dinero… e impunidad

El gracioso argumento de que cuanto más publiquen en Madrid más ‘independentistas’ se unen a la gran causa de la independencia, porque evidencia la guerra sucia contra Cataluña, puede que contente a subvencionados o enchufados y adictos de corazón, pero ni aumentará su número, ni a buen seguro tranquiliza a los presuntos corruptos.

Hoy se lee:

El Debat:

El ministerio del Interior defiende la actuación policial en las investigaciones sobre cuentas en el extranjero de los Pujol
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha dicho este miércoles que la policía actuó “muy correctamente” en la investigación sobre supuestas cuentas en paraísos fiscales de miembros de la familia del ex president Jordi Pujol, que ha estado de actualidad en las últimas semanas a partir de varias informaciones aparecidas en la prensa, especialmente en el diario ‘El Mundo’.
El ministro ha hecho esta defensa de la actuación policial, en rueda de prensa y preguntado por esta cuestión, pocos días después de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz se declarara no competente para investigar las denuncias sobre estas presuntas cuentas en el extranjero hechas por el empresario Javier de Rosa y una examiga de Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del ex president Pujol, y remitidas a la Audiencia Nacional por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional. Ruz decidió que la denuncia se tenía que tramitar en un juzgado de instrucción, y la Fiscalía Anticorrupción ya ha anunciado que recurrirá la decisión.
Denuncias “inmediatamente judicializadas”
Sobre todo ello, Fernández Díaz ha razonado que la UDEF actuó correctamente al hacer que las denuncias fueran “inmediatamente judicializadas”, para que sea ahora el poder judicial quién “decida lo que procede hacer”. El ministro ha añadido que la decisión de Anticorrupción de presentar recurso es “coherente” con su posición previa a la decisión del juez Ruz.”

Es de esperar que tras 32 años la impunidad acabe derrotada y un juez se atreva

Recordatorio, que lejos de “atacar a Cataluña”, señala no solo la existencia de unas cuentas funestas para Cataluña, sino el camino marcado para este año.

Un gran reto a su edad para el charlatán Jordi Pujol, porque aunque sus adictos o interesados seguidores le confundan con las cuatro barras, repito que su única salvación radica en que le salve la gran corrupción española, y ante el panorama independentista creado por él y su exaltado discípulo o ‘socio’ Artur Mas, le va a resultar muy difícil.

Por el momento él, sus hijos e íntimos, se han librado de citaciones judiciales… ¡todo un éxito! considerando que un juez en Barcelona embarga por responsable subsidiario a su partido o ‘partida’, Caso Millet, y otro en Madrid, el juez Ruz, se quita de encima el enredo con el “si dije diego, ahora digo…”.

Es de esperar que tras 32 años la impunidad acabe derrotada y un juez se atreva. Además, limpiando Cataluña de corruptos y presuntos, mejoraría esa imagen internacional que tanto les preocupa a los independentistas, puesto que las cancillerías europeas y americanas conocen la existencia de esas cuentas y casi todas las corrupciones catalanas.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario