Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

El mito de Belén Esteban

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Una mujer que sufre todos los días, para que ‘los medios’ llenen de dineros sus bolsillos

Estimada señora Belén Esteban:

Creo y entiendo, bajo mi humilde opinión, que ‘los medios’ están jugando con su persona y sentimientos. Y es que lo hacen con un desmesurado descaro: llenando sus arcas con pingües beneficios dinerarios… Y usted, mientras tanto, desgarrando su corazón -todos los días del Señor-, con lágrimas de invierno que se dejan caer de sus ojos lastimados por el dolor… ¡No les haga el juego a costa de su dolor! Cualquier día la mandarán a su casa, y es entonces cuando ‘el mito Belén Esteban’ habrá muerto para siempre.

Vuelva a su casa -aunque sea por Navidad-, para ser feliz con su hija y esposo, viviendo el día a día de cualquier familia española

Vuelva a su casa -aunque sea por Navidad-, para ser feliz con su hija y esposo, viviendo el día a día de cualquier familia española. O lo que es lo mismo: regrese a sus raíces, disfrute del cariño de su madre, conviva y diviértase con sus amigos, amigas, vecinos…, que le harán bajar a la tierra -hecha realidad-, donde usted fue feliz… sin tantos dineros y sin tantos halagos pasajeros que se morirán, como se mueren las aguas de los ríos cuando desembocan en el mar.

Usted bien sabe que cayeron otros mitos: Marisol, Joselito (‘El niño de la voz de oro’), etc. Proceda a contabilizar su caja de lo ganado con el sudor de su frente, y haga mutis por el foro. Los que le alagan en los momentos actuales serán su mayores críticos en el mañana. Y recuerde siempre que los mitos, mitos son.

Éste es el humilde consejo de un hombre de setenta y dos años, que todos los días comprende lo poco que sabe y lo mucho que le queda por aprender.

Mariano Cabrero es escritor


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

(...)He nacido en Madrid, 8 de Noviembre de 1938. Estoy casado y con dos hijos. Soy esscritor, poeta y ensayista. Funcionario de La Administración del Estado(escala Ejecutiva), jubilado, pero con unas ansias enormes de seguir escribiendo para aprender de los demás. Informar, tratar de ilustrar y entretener forman parte de mi bagaje cultural, que renuevo a diario. Y en todo momento trato de transmitir tranquilidad y esperanza a la sociedad actual: todo dentro de una ética periodística adecuada a cada momento. Busco como articulista el informar cuanto antes lo que acontece a mi alrededor. Lo demuestro con mis humildes obras( hijos propios salidos de mis sueños): "Periodismo: ¡Difícil profesión!" (1995) y "Mi compromiso con el periodismo" (1998). Intento penetrar en el difícil mundo de la poesía, y lo lleva a cabo con silencios, diálogos con muertos y con la exaltación del amor a la mujer: el ser más maravilloso sobre la tierra. Trato de demostralo con mis libros de poemas : “Reminiscencias de mi juventud, Poemas" (1994), "Miscelánea de muertes, sueñosy recuerdos, poemas" (1995), "La realidad de mis silencios, poemas" (1997) y "La travesía de la vida, poemas" (2001).Siempre escribo para aprender de los demás, de sus críticas, de sus consejos...He tratado de no mentir, más uno lo haría en dos casos muy concretos: a) para salvar la vida de un ser humano, y b) para elogiar la belleza de una mujer –parto de la base de que para uno existen tan sólo mujeres menos guapas, pues toda mujer tiene su encanto...-.

Participa con tu comentario