Martes 28 de marzo de 2017,
Bottup.com

El nuevo proceso de las noticias de Jeff Jarvis

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Enlaces, comentarios, preguntas, respuestas, revisiones,
entrevistas, publicaciones, reacciones, discusiones suceden a la idea,
plasmada en una historia o noticia dinámica, que se construye
contínuamente.

Image
Jeff Jarvis

Por si a alguien le quedara alguna duda de que no hay diferencias
entre la calidad de las noticias publicadas en prensa y las de algunos
blogs, más allá de la libertad con la que escribimos fuera de
instituciones coactivas nuestros artículos.

Por si todavía queda quien cree que lo escrito en papel llega dotado
de una alquimia secreta que lo hace más verdadero, tal vez porque viva
en la ilusión de lo inmutable y caduco y no lo dinámico y vivo como
cierto…

Por si a alguien le sigue pareciendo mejor la opinión de uno solo, o
de una sola institución, que la de miles de personas uniendo sus
capacidades a esta inteligencia compartida que día a día vemos crecer…

Podemos mostrarle este breve pero preciso artículo, The New News Process (el nuevo proceso de las noticias),
que resume un ensayo más extenso de Jeff Jarvis. Me ha resultado
imposible traducir el fragmento sin aportarle matices. Diculpad la subjetividad:

Jarvis: “Las historias y los tópicos son moléculas que atraen
átomos: reporteros, editores, adivinos, archivistas, comentaristas y
demás, añaden elementos de comprensión”

“Vivimos un nuevo ecosistema en la
prensa, en la información, en el que son muchas las fuentes, más o
menos formales, que nos nutren de información. El cambio no está en el
paso del papel a lo digital. Lo importante es que ahora, la historia,
en cualquier formato o medio, es sólo un eslabón en el proceso de diálogo que se genera tras su publicación. Ni siquiera es lógico seguir organizando la información en secciones. El concepto de etiqueta o tag
es mucho más real. Las historias y los tópicos son moléculas que atraen
átomos: reporteros, editores, adivinos, archivistas, comentaristas y
demás, añaden elementos de comprensión. Y no es el editor tradicional
quien promueve todo esto. Ahora es el lector el responsable de la
evolución, del futuro, de la realidad de la idea”.

Soportar la complejidad que ello genera, a cambio de la recompensa de la certeza…

La realidad siempre ha sido más compleja de lo que nos
han hecho creer. Y nosotros también hemos sido siempre más capaces de
lo que creemos.


Artículos de la autora relacionados:

Image
Titular, foto, enlace

Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Ciudadanía y Sociedad



Image


Image

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

2 Comentarios

  1. Anónimo 28/04/2008 en 0:14

    Gracias por tu comentario tupperver. Y por denunciar. Siempre hay cosas que aprender en la denuncia.

    Un saludo

  2. tupperver 24/04/2008 en 0:41

    Es muy de agradecer que haya gente para todo.
    Pese a caer en lo que solemos caer, no puedo reprimir decir lo siguiente: reconforta ver que hay gente que se da cuenta de lo mismo que uno, que no se arroga todo el genio y que ve la realidad tal y como es, y no como le gutaría que fuera.
    En el caso de este artículo, el nuevo paradigma de la información (que siempre ha estado ahí, como ya cito en otros artículos) queda de manifiesto y además por referencia a otro artículo más extenso.
    Quizá es ponerse poético, pero existe cierta semejanza entre las ideas y los virus: por sí mismas, las ideas no son capaces de hacer nada, necesitan una vía de comunicación para propagarse; no obstante, ¿hasta qué punto quedaríamos modificados si perdiéramos la capacidad de comunicación?
    Esa capacidad es nodal, forma una red, y no piramidal. Siempre lo ha sido, sólo que el formato fuente->editor->lector era una manera simple de montar un negocio basado en la unidireccionalidad y la “formalidad”. Ahora que “todo es verdad y todo es mentira” (un buen ejemplo es la wikipedia), pese al desconcierto inicial, empieza a quedar claro aquello a lo que la autora, Dolors, de este artículo, y el tal Jeff Jarvis, en su más extenso tratamiento, ponen de manifiesto.

    La información se contagia.

Participa con tu comentario