Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

El otro verano

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Cada año siempre que se aproximan las vacaciones de verano en nuestro país cientos de perros y gatos de compañía son abandonados por sus dueños, véase, supuestamente, “animales civilizados, pensantes, responsables, ‘superiores’ y con capacidad de amar”

Cada año hay campañas que nos recuerdan que los animales no son ‘juguetes de temporada’, no son ‘basura estival’ que se puede dejar dentro o al lado de un contenedor.

Cada año por estas fechas los refugios y las protectoras se llenan de animales rescatados de una muerte segura en carreteras, autopistas, montes, etc. Animales cuyo miedo, en la mayoría de los casos, puede hacerles que se vuelvan contra nosotros o que provoquen un accidente en cualquier autopista. Seguramente les hacemos responsables, ¿lo son?, de muchísimas cosas más.

Respetarlos y tratarlos con dignidad forma parte del respeto que nos tenemos a nosotros mismos como especie humana

Cada año por estas fechas me pongo de mal humor y me enfado con mis congéneres al ver perros desorientados, perdidos por las cunetas, corriendo detrás de un coche con un sonido similar al de su familia o esperando sin moverse, donde los han dejado, a que los vuelvan a buscar. Sus ojos de pena me parten el alma.

Sé que hay personas que jamás los abandonarían, es más, que si los pierden por cualquier razón no dejan nunca de buscarlos. También sé que esto no sirve de mucho, solo espero que si alguien lo lee, cuando adopte un animal de compañía se lo piense dos veces.

Ignoramos cuanto saben exactamente los animales, pertenecen a esta tierra como nosotros, respetarlos y tratarlos con dignidad forma parte del respeto que nos tenemos a nosotros mismos como especie humana. Hay pocas cosas que nos hagan más grandes.


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario